El partido del Salón de la Fama entre los Acereros de Pittsburgh y los Vaqueros de Dallas tuvo pocas emociones, sin embargo, hay una gran historia que contar gracias a Isaac Alarcón.

El ex jugador de Borregos Monterrey tuvo una actuación limpia, sin errores, en algo que los propios Vaqueros y el entrenador en jefe, Mike McCarthy, definieron como un paso «enorme» hacia la internacionalización de la NFL.

El inicio de Alarcón en la liga fue marcado por una sólida actuación en la que demostró el nivel de juego que puede manejar desde la posición de Guardia Izquierdo (LG). Resaltando su gran, y ya conocida, habilidad para los bloqueos por tierra y a su vez demostró un gran reconocimiento en los cruces para la protección de pase.

Una de las cosas que nos hace pensar que Isaac podría tener un lugar en el roster de 53 es que después de ser parte del Escuadrón de Prácticas, Roster de Entrenamiento y no subir al Roster Activo como lo marca la regla para jugadores internacionales bajo la etiqueta de IPP (International Pathway Program), el mexicano podría ser considerado por el staff de Dallas para tomar un rol más importante dentro del equipo de América.

McCarthy destacó que hay algunas cosas por pulir en el juego de pies y protección de pase de Isaac, pero definitivamente tiene la habilidad y demostró tener los conocimientos para poder jugar la posición a nivel NFL.

Otro mexicano que podría ver acción en esta pretemporada es Alfredo Gutiérrez, uno más del Tec de Monterrey, el nuevo jugador de los 49’s de San Francisco llega a la Bahía bajo la etiqueta de IPP, lo que lo llevará a estar por lo menos un año en ese lugar como fue el caso de Isaac. Sin embargo podría ver juego en la pretemporada en busca de competir por un lugar en el Escuadrón de Prácticas. Alfredo está listo para demostrar que su llegada a uno de los equipos con más tradición en la NFL no es casualidad, sus 2.08 metros de altura y 120 kilos de peso lo hacen un jugador «prototipo» para la línea ofensiva y tendrá amplias posibilidades para mantenerse esta temporada con los 49’s y pelear por un lugar en el Roster Activo en un año como ahora Alarcón lo está haciendo.

Estos dos están demostrando que se puede, más que nunca, ser mexicano y jugar en la NFL y son una gran inspiración para las próximas generaciones del fútbol americano nacional. Aún queda un largo camino por recorrer, pero cada vez se abren más puertas y estos dos son prueba de que no hay sueño suficientemente grande si trabajas por conseguirlo.

Por: Carlos Arturo Ávila Díaz

Por admin

Deja un comentario