Héctor Pedraza Mejía

Es evidente que todos sentimos temor… yo, un abuelo ciclista recorro varios kilómetros por calles, carreteras angostas y autopistas, todas ellas sumamente transitadas por tráfico rapido…

Soy ciclista solitario y siempre antes de salir hay una sensación de duda y cierto dejo de temor..

.pero puede mas el ansia de la adrenalina….

Ya sufrí una fuerte caída en un descenso a alta velocidad…,

milagrosamente nada grave pasó, fuera de unas decenas de cm2 de piel desollada no pasó a mayores….

el ciclismo es deporte y conlleva el ejercicio físico, recreación, es un poderoso antiestresante y te ahorra las visitas al médico….

Desafortunadamente muchos automovilistas no tienen respeto; unas veces te pasan muy cerca como si quieran asustarte o de plano verte caer; hay otras que sientes que hay agresión adrede, no toleran estorbos en la carretera; y pues hay también aquellos a los que se les nota inseguridad y estos son también potesialmente peligrosos…

En fin, amigos ciclistas y abuelos ciclistas…

el camino es reto, distracción y dialogo con el asfalto y las fuertes pendientes, con fuertes dosis de adrenalina en los descensos…

A mi edad me han tachado de irresponsable, pero no lo puedo evitar mi cerebro extraña las endorfinas cuando no salgo a rodar….,

en fin los ciclistas me entienden….

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *