Aquel sábado en la tarde Mexicas sentenció la primera derrota a Condors, equipo que seguía celebrando el campeonato del 2019. Con una sólida defensiva, se pudo ver a la “sangre mexica” más viva que nada, lista para dominar la división centro o esa fue la impresión que se vió en el campo de Perros Negros al finalizar el partido, pero después…no nos volvimos a ver.

Lo que pudo o no pudo ser de ese “despertar Mexica” quedará siempre en la incógnita ya que días después se anunció el encierro en todo el país (así como en todo el mundo), debido a un loco murciélago servido como plato fuerte. ¿Es que ya estaban en una sinergia o simplemente había sido un buen día para jugar?

Vivir de los recuerdos se puede volver peligroso, pero en este segundo año como head coach del equipo campeón en el Tazón México III, Héctor Toxqui, usará ese último partido de la quinta jornada del 2020 como una inspiración y prueba del talento y capacidad de cada individuo cuando trabajan en equipo.

Entre head coach nuevo y algunos otros cambios el camino de Mexicas se vio con varios tropiezos al principio de esa temporada, finalizando las cinco semanas con 1,312 yardas y 83 puntos ofensivos; por el otro lado, el cuarto equipo en puntos permitidos con 82, pero lo realizado en ese año pausado no importará cuando llegue el 2022. “Esos méritos quedarán en la historia, pero nada más.”

Un año quieto y otro medio activo ha sido lo que ha tenido que vivir el head coach Toxqui en el equipo, pero siempre aprovechando los momentos para conocer a detalle a los jugadores y seguir integrando al staff. Agradecido que los dueños estén dedicando tiempo a la franquicia.

“Todo mundo quiere ser campeón, pero las organizaciones tienen mucho más y no es una cuestión de conformismo, sino un punto motivacional que nos permita crecer con bases”- expresó el head coach Toxqui- “La mayoría de nuestros jugadores está convencido de lo que se está haciendo; conformamos una liga que debe fortalecerse a la par. Con trabajo en equipo. Día a día, estamos tratando de avanzar.”

Definitivamente el deseo de regresar a los campos es muy grande ya que la paciencia es una virtud muy difícil de dominar, sin embargo a esperas de la pretemporada a finales del 2021, los jugadores y todo el equipo han puesto de su parte mostrando el compromiso con la organización.

Aunque nos hayamos quedado con una imagen de Mexicas, es evidente que los cambios a lo largo de estos meses alterarán ciertos recuerdos, por ello el coach Toxqui hará énfasis  en evaluar las condiciones en las que llegarán los jugadores al campo y manejarlo de manera efectiva es “la prioridad”.

“No se ha dejado de dar seguimiento, pero la realidad es que no sabemos cómo vamos a regresar. La salud física y mental de nuestros jugadores es la prioridad.”

La afición se merece ver a estos Mexicas dominar y el head coach Héctor Toxqui está convencido que con un paso a la vez se llegarán a los resultados deseados, pero sobre todo que planea hacer, de esta nueva historia, algo muy especial.

Por: Fernanda Mayen

Por admin

Deja un comentario