El estratega del Puebla Nicolás Larcamón no está dispuesto a dejar ir más puntos en el camino, la misión para el próximo partido ante Xolos de Tijuana. Con cuatro empates, una derrota, cinco goles tolerados, cinco marcados y cuatro puntos de 15 en juego el Puebla quiere dejar de ser el rey del empate en el Apertura 2022 de la Liga MX.

En conferencia de prensa dijo que los empates catalogados como mal paso, quedarán atrás. Del jugador estadounidense Jozy Altidore, el argentino reconoció que ha tenido un entrenamiento muy exigente, tenía un sistema muy diferente, con otro perfil de juego y por sus características requiere un tiempo de adaptación, para estar cuanto antes disponible, ha trabajado doble turno y con mucha disposición, será una pieza importante en el esquema de la Franja. «El jugar aquí quizá en años anteriores habría sido muy dificil, pero nos hemos ganado un prestigio y por eso está aquí, resta un buen de torneo para evaluarlo y hay mucho trabajo por delante, tanto él como nosotros», dijo.

Fotos: Club Puebla

Por otra parte, el Director Técnico aclara que no se relajan, en este momento el desempeño es cerrar los partidos presentados a tiro de triunfo y al final el resultado no es bueno, en Toluca por ejemplo muchos perdieron, nosotros empatamos, hay un margen de mejora a lo largo de la competencia, estamos en la búsqueda de esos ajustes, agregó.

Para Nicolás Larcamón el tiempo es un aliado, el torneo es apremiante y el tener una semana larga fue beneficioso, jugaron contra Coyotes de Tlaxcala, se puso empeño en la concentración, Pablo Parra y Guillermo Martínez ya mejoraron. Es un torneo exigente, sumamente cerrado, con una paridad muy grande, los puntos si bien no son triunfo, el cúmulo cuenta, ahora lo que falta es sumar de a tres, el gran objetivo. «El torneo hay que saber jugarlo, construirlo y competir bien para estar en las citas decisivas, llegar en la mejor forma, tanto ellos como nosotros cometemos errores, en el caso de los árbitros, no son un factor a destacar», expuso.

El Norteamericano quiere ser factor

Al tomar la palabra, Jozzi Altidore dijo que tras su incursión en la MLS después de siete años, ahora prueba algo diferente, siempre tuvo el ojo en la Liga MX desde jóven y a través de su papá, con el Puebla quiere durar, empezó por conocer más a sus compañeros. «Por Puebla han pasado varios jugadores americanos Da Marcus Beasli, Cavalini y otros, hablaré con mi familia para ver si vienen a vivir aquí, estoy contento de estar en una liga tan competitiva, llego con mucha hambre de hacer las cosas bien, la altura pesa y me estoy adaptando», comentó.

Desde los 17 años ha tenido varios entrenadores, le gusta trabajar con Larcamón, viene mucho por delante y es un placer trabajar con ellos, expuso.

Finalmente, la posibilidad de jugar la Copa del Mundo, francamente no se enfoca en eso, todo puede cambiar pero ahora su prioridad es el Puebla, para llegar lo más alto posible, la liguilla y más, reiteró, la altura pesa pero se siente bien, no apura el proceso pero cada día gana más rendimiento. «Mi esposa es mi principal an, me cuida mucho, no podría estar aquí sin su esfuerzo y sin su apoyo, la comunicación es constante por video llamadas», concluyó.

Deja un comentario