El sacrifico es sufrimiento con propósito

Armando Ledo Morales licenciado en Cultura Física egresado de la BUAP, es peleador de artes marciales mixtas y entrenador de las nuevas generaciones en su natal Tepeaca, la experiencia le ha dejado claro que el sacrificio es sufrimiento con propósito, si no tiene eso, deja de ser sufrimiento, el camino al éxito está lleno de satisfacciones, la práctica deportiva es la mejor inversión que puedes hacer en tu cuerpo.

A sus 26 años tiene una trascendencia importante, ha peleado en Puebla, Veracruz, Estado de México, contra un español incluso, en campeonatos nacionales amateurs, en uno subcampeón y en otro campeón, de las mejores experiencias es pelear con reglas profesionales.

En la secundaria sufría de bullyng por sobre peso, por tal motivo su papá lo llevó a practicar taekwondo, también estuvo en un equipo de béisbol y realizó senderismo. Sin embargo lo que más le gustó fueron las artes marciales, empezó de lleno con Muay Thai, después en el bachillerato le dio al kick boxing, su primer pelea fue a los 15 años.

A los 19 años su sueño era comprar un “vochito”, así que vendía carne árabe y poco a poco juntó 19 mil pesos, el precio del carrito, pero justo en esas fechas surgió el proyecto de poner una academia, así que decidió invertir ese dinero en el tatami en el cual da clases a niños y jóvenes de su municipio.

“Como entrenador veo a los alumnos que se motivan, es una satisfacción muy grande, entrenamos a veces con limitantes, pero el grupo empieza a crecer nuevamente al casi acabar la pandemia”, expresó. Ha llevado a alumnos a ligas importantes como Combate Xtremo, Combate América (hoy Combate Global), XFL, XFM, de las mejores de Latinoamérica para cumplir sus sueños.

Con el tiempo, los alumnos se convirtieron en exitosos profesionistas, médicos, abogados y otros. El deporte es formativo y ha quitado a chicos de adicciones, incluso que eran halcones de la delincuencia.

Por otra parte, dejó claro que las artes marciales mixtas es un deporte de combate que engloba varias disciplinas marciales, como el box, lucha olímpica, karate, Kick boxing muay thai, jiu jitsu, muy de moda en Puebla, antes eran más fajadores, strikes, pero ahora con la UFC en un nivel profesional las artes marciales es el deporte de mayor crecimiento en el mundo.

La base es boxear y patear, con algunas modificaciones se usa la rodilla en el K1 y con evolución en las ligas profesionales se utilizan hasta las sumisiones y estrangulamientos algo más completo y versátil, de máxima exigencia para ser bueno arriba y abajo.

En artes marciales mixtas los rounds son de cinco minutos y en Kick boxing es de tres. “Cuando llegué a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), mi concepto era sólo de boxear y patear pero encontré la lucha olímpica y el jiujitsu, deportes de combate pero también de agarre, en mi primer clase con el profesor Oscar Nandez, una chica de 50 kilos (yo pesaba 70 y con peleas de Kick boxing), me derribó y me sometió, entendí que tenía deficiencias en mi técnica y preparación, al otro día regresé y con muchas ganas para competí en una Olimpiada Nacional.

Ledo Morales recuerda que incluso esta disciplina les ayuda a las chicas para defenderse de ataques contra su persona, otros buscan protegerse del acoso escolar o social. “Trato de ser pedagógico, es mucha técnica y preparación antes que repartir catorrazos, el novato y el más avanzado hace lo mismo, conviven en armonía para no utilizar sus conocimientos de manera negativa”, expuso.

Deja un comentario