Los oficiales la seleccionaron para la competencia de halterofilia femeninode 87kg, de Tokio 2020.

La clasificación de esta mujer de 43 años es posible luego de que el Comité Olímpico Internacional (COI) cambiara sus reglas en 2015 permitiendo a los atletas transgénero competir como mujeres si sus niveles de testosterona —la hormona que aumenta la masa muscular— están por debajo de cierto umbral.

Había competido en eventos masculinos antes de declararse transgénero en 2013. Obviamente la selección causó controversia. sus críticos aseguran que tiene una ventaja que puede resultar injusta para las otras competidoras, hay quienes la respaldan abogando por una mayor inclusión en los Juegos.

Foto Rwuters

Por admin

Deja un comentario