Tras siete años de practicar el para triatlón, Brenda Osnaya Álvarez se declara lista para disputar sus primeros Juegos Paralímpicos, en Tokio 2020, luego de que esta disciplina hiciera su debut en Río 2016, por lo que se convertirá en la primera mujer mexicana en competir en esta prueba, un logro que, aseguró, ha sido un aliciente y parteaguas en su larga carrera deportiva.

En entrevista con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), la también comunicóloga mencionó que es «un honor y una recompensa» disputar el certamen nipón, pues, dijo, ha sido el fruto de su trabajo, entrega y tenacidad, pese a vivir un año tan complicado, no solo por la pandemia por covid-19 sino también por la reciente pérdida de su madre, por lo que su próxima actuación tendrá una dedicatoria especial.

Con la filosofía de ver al deporte como un gran maestro a lo largo de su trayectoria de casi 20 años entre la práctica del convencional y adaptado, Brenda Osnaya se encuentra a 10 días de cumplir un sueño, pues será el próximo domingo 29 de agosto en el Parque Marino de Odaiba, cuando entre en acción en la categoría PTWC-H1 de la rama femenil.

«Las competencias también se ganan en los entrenamientos, hay que ser muy disciplinados y perseverantes, disfrutar también el proceso. El deporte para mí es un maestro de vida que enseña muchos valores, disciplina, trabajo en equipo, compañerismo; hay que hacer lo que sé hacer, disfrutarlo y dar lo mejor de mí ese día, al ser un momento tan importante y esperado por años.

«Voy con el hambre de estar en el podio, mi deseo es poner el nombre de México en alto, hacer un buen papel y representar dignamente al país, dar lo máximo, que todo mi trabajo y esfuerzo se vea reflejado; harán falta las porras, el público, pero viajamos con todos los mexicanos en el corazón y sabemos que nos estarán viendo porque afortunadamente ya hay más difusión en general», puntualizó.

Por admin

Deja un comentario