Toda adaptación no es fácil, pero ayudó mucho el compañerismo en este torneo, actualmente vivimos un momento muy lindo de semifinales, el próximo rival Santos Laguna con el cual se empató en la competencia normal no es indicador, lo pasado es pisado y cada partido es diferente, aseveró el defensa Juan Pablo Segovia en conferencia de prensa.

El no ser favorito de los cuatro equipos que quedan, no le cambia la mentalidad a los Camoteros, seguirán por ese camina para mejorar muchas cosas aún, la próxima serie, en particular la ida, dijo que los laguneros son muy fuertes en su cancha, será un partido muy duro, estarán pendientes para contrarrestar su juego.

Ya a estas alturas, el soñar es parte de la vida, agregó. Los rivales también lo hacen, cuando llegué al Puebla, desde el primer día, soñé cosas importantes, nadie nos regaló nada de estar en la semifinal. «Son 180 minutos, el gol de visitante puede servir mucho, debemos ser inteligentes, todos los partidos son complicados, hacer un buen partido en Torreón, nos dará mucha confianza en el Cuauhtémoc», expresó.

Por su trayectoria, sabe que los mejores jugadores colombianos, ecuatorianos juegan en la liga mexicana por eso es muy competitiva. Santos sólo perdió un partido en casa, por lo que su gente le da fuerza nuestro juego a medida que pasen los minutos nos dará confianza para que no se agranden en su cancha. La intensidad de Santos es de las más fuertes, con jugadores de muy buen pie.

Finalmente, subrayó que a quien le toca jugar diez o quince minutos, lo hacen al máximo. Como uno de los líderes del equipo, Segovia destacó la responsabilidad de dar buenos resultados, sus compañeros deben disfrutar y vivir el futbol como cuando eran niños. Por algo estamos acá, porque tenemos condiciones.

Gustavo Ferrareis

Por admin

Deja un comentario