La NFL suele darnos sorpresas cada semana, pero esta semana 15 fue un auténtico barril de monerías con varias cosas ocurriendo a la par empezando con los casos de COVID que obligaron a varios equipos a reprogramar sus encuentros, misma razón por la cual se extendió la jornada hasta el día martes.

El jueves arrancó con un partido divisional con altas implicaciones de postemporada con los Jefes de Kansas City visitando a los Cargadores de Los Ángeles. Entrando al último cuarto ambos equipos se combinaron para 29 puntos lo que llevó el duelo a tiempo extra donde finalmente el Reino de los Jefes saldría victorioso para colocarse en la cima de la Conferencia Americana.

El domingo se adelantó y presenciamos un intenso duelo en sábado por la noche entre Potros y Patriotas que se decidió gracias a la enorme actuación de Jonathan Taylor que se mantiene en la pelea por el MVP sumando 170 yardas terrestres y una anotación en un juego donde Carson Wentz solo lanzó el ovoide cinco veces, cucharada de su propia medicina a los Patriotas.

El domingo arrancó con dos grandes sorpresas, primero los Leones de Detroit rompiendo la quiniela de más de uno tras vencer a los Cardenales por 18 puntos de diferencia, quitándoles así la cima de la Conferencia Nacional; mientras que en Pittsburgh la cortina de acero se hizo cargo de los Titanes que no pudieron concretar a la ofensiva y los Acereros de la mano de su defensa se mantiene en la pelea por un lugar en postemporada.

Los Jets cayeron ante los Delfines que suman seis semanas consecutivas sin conocer la derrota y mantienen vivo el sueño de playoffs, Dallas venció tranquilamente a los Gigantes 21-6 y el dúo de novatos Micah Parsons y Trevon Diggs es el terror de todas las ofensivas, Houston derrotó a Jacksonville que de nueva cuenta va rumbo a la selección número uno del draft.

Bengelíes y Broncos se fundieron en un duelo defensivo donde Joe Burrow consiguió imponerse gracias a una gran defensiva y a las casi 100 yardas por recepción de Tyler Boyd, Atlanta cayó en su visita a San Francisco y se despide prácticamente de postemporada mientras que los 49’s se mantienen con vida en un puesto de comodín.

Para cerrar los juegos por la tarde el suplente de Lamar Jackson, Tyler Huntley, sorprendió a propios y extraños dando un partidazo por tierra y por aire ayudado por Marc Andrews que sumó 136 yardas por recepción. Sin embargo Baltimore y una nueva decisión del coach Harbaugh de ir por la conversión con el empate en la bolsa terminó por costarle el juego a los Cuervos que al momento estarían fuera de un lugar en postemporada al tiempo que los Empacadores y Aaron Rodgers se colocan cómo líderes de la Conferencia Nacional y se convierten en el primer equipo en asegurar su lugar en los playoffs conquistando el Norte de la Nacional. 

El domingo por la noche llegó un duelo que no tuvo un solo touchdown y donde la defensiva de los Santos se mostró cómo una de las más sólidas unidades de ese lado del balón blanqueando a una de las mejores ofensivas de la liga con Tom Brady en los controles, el duelo acabó 9-0 con todos los puntos anotados por Brett Maher con tres goles de campo, a destacar que Brady sigue sin poder vencer a los Santos desde su llegada a los Bucs.

El lunes tuvo doble cartelera arrancando por la tarde con dos equipos que se aferran con las uñas a un lugar en playoffs, Cleveland y Las Vegas. Los Raiders llegaron cómo favoritos tras los casos positivos de COVID que hubo en Cleveland pero en el campo Nick Mullens sacó la casta por los Browns pero al final Daniel Carlson desquitó el sueldo con un gol de campo de 48 yardas que selló la victoria de los Raiders.

En la noche Minnesota visitó el Campo del Soldado buscando mantenerse en la pelea por playoffs mientras que los Osos sabían que no había mañana para ellos de caer en casa. El equipo de Matt Nagy fue errático en muchas etapas del juego y la acumulación de los errores terminaron por costar caro al equipo de Chicago que perdió por marcador de 17 a 9 y se despide de los playoffs mientras que los Vikingos siguen peleando por un puesto de comodín.

El martes cerró la semana 15 con doble cartelera divisional con Carneros vs Halcones Marinos peleando el Oeste de la Nacional y Washington vs Philadelphia en el Este de la misma conferencia.

El primer encuentro fue cerrado hasta el último cuarto donde Cooper Kupp salió a mostrar sus habilidades y consiguió una anotación de la cual Seattle no se pudo recuperar y Matt Gay sellaría la victoria para Los Ángeles con un gol de campo. Los Rams van rumbo a la cima del Oeste de la Nacional mientras que Russell Wilson y los Seahawks tendrán su primera campaña perdedora en más de diez años.

En el segundo duelo el equipo de fútbol americano con Garrett Gilbert en los controles tomaría ventaja de 10 puntos en el juego pero Jalen Hurts salió en plan grande y consiguió tres anotaciones para darle la victoria a Philadelphia 27-17 para ponerse con un récord de 7-7 que les permite soñar con postemporada aún.

Solo quedan tres semanas de campaña regular por delante para conocer a los equipos que pelearán por un lugar en el Súper Tazón LVI y ya se aspira el aroma de la postemporada. El jueves abre la semana 16 con la visita de San Francisco a Tennessee con ambos equipos necesitados de victoria para mantenerse en un lugar relativamente seguro en playoffs, el sábado habrá doble jornada con la visita de los Browns a Green Bay e Indianápolis viajando a Arizona en lo que puede ser el duelo de la semana, el domingo habrá que poner el ojo en el duelo del Norte de la American entre Baltimore y Cincinatti, Bills y Pats peleando la cima del Este de la Americana y Pittsburgh visitando a Kansas.

Esto es a reservas de lo que pueda ocurrir internamente con los equipos, esperemos que podamos disfrutar de una jornada más de fútbol americano sin cambios de horarios y fechas ya que en estas instancias hay mucho en juego para los equipos que aún pelean un lugar en playoffs.

Carlos Arturo Ávila Díaz

Por admin

Deja un comentario