En el mes del padre, Puebla Sport News les presenta un buen ejemplo del extra ordinario binomio deportivo que se puede dar entre padre e hijo, sobre todo cuando el entrenador fue medallista olímpico y ahora a través de su hijo, detona el gran potencial que ha forjado desde la infancia, hablamos de los Williams, De Jesús Córdova Santamaría y Sayed Córdova Hernández.

Williams de Jesús Córdova Santamaría nació el 16 de diciembre de 1971. A la edad de 20 años ganó la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. Considerado el competidor que revolucionó el Tae Kwon Do en México, es uno de los máximos exponentes a nivel mundial. Ganó la Medalla de Oro en la Copa del Mundo, Oro en el Panamericano de Tae Kwon Do y Oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, ganador del Luchador Olmeca y miembro del salón de la Fama. Actualmente, Williams de Jesús Córdova es presidente de Williams Tae Kwon Do System, un sistema que él mismo creó para desarrollar atletas de alto rendimiento en TKD. Radica en la Ciudad de Puebla dónde forma a los nuevos valores en este deporte, uno de sus alumnos es su hijo.

Legado para Sayed

El Taekwondo lo llevo en la sangre. Tengo una meta muy importante en la vida, ser mejor que mi papá, es muy difícil superarlo, pero con esfuerzo y tenacidad podré lograrlo, dijo Williams Córdova Hernández, quien participó en la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2018, representando al estado de Puebla.

«Me siento orgulloso de mi padre, es considerado como el competidor que revolucionó el taekwondo en México». Sayed a los 15 años de edad, fue ganador de varias medallas en este deporte, reconoce mucho la participación de su entrenador y padre a la vez, por inculcarle esta disciplina desde los cuatro años de edad.

afirmó que su padre siempre está con él en todos los combates, porque le da mucha seguridad. “Hay veces que siento la presión porque porto el apellido de un gran atleta, porque fue campeón olímpico y eso me motiva para llegar a ser mejor que mi padre”, comentó.

Señaló que uno de sus sueños es participar en Juegos Olímpicos, debido a que el taekwondo lo lleva en la sangre porque mis papás lo practican desde jóvenes y los dos fueron seleccionados nacionales. Además, este deporte tiene muchas cualidades y satisfacciones, por eso lo práctico.

Williams tiene ya una amplia recopilación de medallas, se desarrolla en la categoría -63 kilos y ha destacado desde los torneos All Star, Torneos Juveniles en los que enfrentó chicos de mayor experiencia y de mayor edad, la parte psicológica lo sacó adelante en ese primer año. En los siguientes años mejoró, sólo perdió un torneo. En 2020 recibió el Premio Municipal del Deporte su papá también lo obtuvo.

Deja un comentario