Tremenda sorpresa se llevaron los chiquitigres, aquellos que llegaron a ser el «subcampeón del mundo», perdieron 1-2 ante el «poderoso» Mazatlán, el «Monterrey amarillo» argumentó que les afectó mucho la expulsión de Javier Aquino, el estratega de los morados, Tomás Boy salió como torero, partiendo plazo, Tigres sigue en su crisis, alimentando más los rumores del por qué la renovación de Ricardo Ferretti no llega.

La noche empezó de espaldas para los regios, apenas al minuto 10 de juego, Javier Aquino se hizo expulsar. Lo pusieron de lateral y se notó su falta de oficio y por luchar en la recuperación de la pelota, planchó a un rival y se fue expulsado.

Al final del primer tiempo, una pifia de Carlos Salcedo, que se la pasó reclamando al árbitro, le abrió las puertas a Michael Rangel para abrir el marcador.

Para el segundo tiempo, el Mazatlán colocó todo el camión atrás aunque tenía un hombre más, Tigres fue por el empate y descuidó sus espaldas por donde entró Giovanni y venció por abajo a Nahuel Guzmán (63’).

El ‘Jefe’ Tomás Boy, ya se sentía con los tres puntos en la bolsa, pero se le acabó el festejo cuando el árbitro marcó penalti a favor de los regios, André-Pierre Gignac se puso frente a la pelota, disparó pero Vikonis lo atajó.

Poco después con un remate de cabeza Carlos González acercó a los regios al minuto 75. A partir de ese moemnto todos se fueron sobre «el Mazapán», incluso Nahuel Guzmán fue en busca de un milagro, y hasta el VAR le puso dramatismo cuando revisó de forma silenciosa un posible penalti para los locales, pero nada.

Mazatlán ganó, llegó a 14 puntos y Tigres se quedó con doce.

Por admin

Deja un comentario