Puebla está cerca de llegar a la fiesta grande, sumaremos los mayores puntos posibles para ocupar los proimeros lugares, objetivo que se plenteó el equuiipo desde el inició, precisó Guillermo Martínez del Puebla FC.

En entrevista virtual, reiteró que habrá un partido amistoso para mantener el ritmo, las exigencia fueron altas y por eso el receso viene bien a fin de mentalizarse para ganar a Mazatlán el próximo rival. Descartó que el receso baje el nivel de adrenalina generado en aquel empate a cuatro con los Diablos Rojos, en cada partido van por todo, enfrentar la adversidad, levantar la cabeza y con hambre de triunfo, no sólo por etapas, en todo el torneo.

Del juego contra Coyotes de Tlaxcala, expuso que es importante, ante la fecha FIFA el amor al futbol les hizo buscar este enfrentamiento en el cual todos tendrán minutos, todos quieren ganarse un puesto y eso eleva la competitividad interna, trabajo a tope con prioridad de sueños grupales e institucionales.

El otrora goleador en la liga de expansión, reconoció que le han tocado pocos minutos pero se enfocará en como lo hará cuando le toque jugar, la clave es tener paciencia, aprovechar la oportunidad sea grande o pequeña.

A Escotto le gusta trabajar en silencio y con humildad

Por otra parte, Amaury Escotto considera que deben ir paso a paso, día a día, les ha funcionado ir un partido a la vez, con cosas malas por corregir para llegar a la liguilla, a dónde todos quieren estar. «El equipo tiene ganas de trascender, el partido del domingo quedó atrás, eso nos va a llevar a lo contemplado, trabajamos en silencio y con humildad», expresó.

Finalmente agregó que son capaces de ir a cualquier cancha para jugarle al tu por tu a cualquiera.

Deja un comentario