Para Valeria Ortuño Martínez, la marcha apareció en su camino por “casualidad” hace aproximadamente ocho años cuando corría en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixiuhca y, hoy, esa disciplina la tiene apuntando a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, después de un andar lleno de sacrificios y esfuerzos desde corta edad.

Aunque la atleta capitalina, especialista en los 20 kilómetros, es medallista en los Juegos Olímpicos de la Juventud, donde ganó la plata en la prueba de los 5 mil metros en la edición de Nanjing 2014, este camino rumbo a la justa de verano lo afronta con más experiencia y madurez; aseguró, tiene la certeza de que México “avanza en la marcha femenil”, pues las mujeres continúan en busca de hacerse de un lugar en dicha prueba dentro del magno evento tras los resultados en Río 2016.

“Las mujeres hemos comenzado a formar nuestro camino e ir en busca de igualar los resultados olímpicos de los hombres, como lo hizo Lupita González al ser la primera medallista en la prueba y nosotras tenemos la intención y las ganas de tener resultados importantes, estamos entrenando y enfocadas para eso; tenemos posibilidades de pelear por los primeros lugares”, compartió.

El pasado 20 de marzo en la carrera de ‘Dudinska 50’ celebrada en Eslovaquia, Ortuño Martínez tuvo un regreso triunfal a las competencias después de un año y medio sin actividad debido a la pandemia por covid-19, pues no solo dio la marca olímpica establecida por la World Atletics al completar el recorrido de 20 km con un tiempo de 1:29.11 que le valió hacerse del primer lugar en la rama femenil.

En dicho recorrido, sus compatriotas Ilse Guerrero Rodarte y Alegna González Muñoz ratificaron sus marcas olímpicas al finalizar el circuito en la segunda y tercera posición, por lo que las tres marchistas nacionales están cada vez más cerca del magno evento que aguarda en Japón.

“Me siento muy feliz de haber dado la marca porque fue mi primera competencia después de la pandemia, llevaba un año y medio sin competir y regresar ganando esa prueba tan importante y, además, dar la marca de Juegos Olímpicos fue un gran resultado, un muy buen inicio de temporada y di todo para lograrlo

“Además, es un buen equipo juvenil que hay ahorita en caminata y creo que las tres podemos avanzar más para llegar a Juegos Olímpicos mucho mejor, cada una tenemos las capacidades para dar grandes resultados en Tokio y avanzar cada vez más”, aseguró. 

Con la marca olímpica en la bolsa, Valeria Ortuño compartió a la CONADE que tiene el firme deseo de ir a Tokio no solo a participar y ver qué pasa, sino para hacer un papel destacado, pues pese a las dificultades que representó la pandemia por covid-19, mantuvo sus ánimos y trabajo a tope, sabiendo que “sí se puede”.

“Voy a Tokio a dar lo mejor de mí, estoy entrenando para sacar el 100 por ciento, no quiero solo participar, quiero competir bien, no quiero aventurarme a dar un lugar porque todo puedo pasar en la competencia, pero estoy dispuesta a darlo todo peleando dentro de los primeros cinco lugares ese sería mi objetivo”, detalló.

Rumbo al cierre de la clasificación

Valeria Ortuño, que el próximo mes cumplirá 23 años, continuará con paso firme en su preparación, pues aunque no se concentró en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), debido a las largas distancias que recorre en sus entrenamientos, se alista para una serie de eventos como un campamento de entrenamiento y un evento internacional en España. 

“Tenemos pensado un campamento en Ixtapaluca hasta finales de mayo para regresar a una Copa de Coruña en España y posteriormente otro campamento enfocado en Juegos, pero aún no se define dónde”, puntualizó.

Por admin

Deja un comentario