Con un marcador de 3 a 1 la selección mexicana se impuso a los nipones, el primer gol fue de Sebastián Córdova, amplió Johan Vásquez y lo cerró Alexis Vega, por Japón, el anfitrión, anotó Kaoru Mitoma.

De esta manera, además de ganar la cuarta medalla, todas de bronce, México le devuelve aquella «afrenta» a los japoneses que en 1968 en nuestros juegos olímpicos, nos arrebató la codiciada presea.

Se dio la doble revancha, en la fase de grupos México enfrentó con más enjundia que razón a Japón y terminó vapuleado. En el partido por el tercer lugar, fue al revés, México planeó y a los 22 minutos ya tenía dos goles en su cuenta.

Por admin

Deja un comentario