El Coliseo Iván Vassilev Todorov, fue el escenario donde la selección mexicana de handball varonil, hizo su debut este lunes ante su similar de Brasil, rival que le complicó las cosas y que le sacó la victoria a los de nuestro país, pues con un marcador de 38-16, piensan en darle vuelta a la página y encarar a su siguiente rival.

Este duelo fue correspondiente al Grupo A, mismo que comparte con las selecciones de Chile y Puerto Rico.

El capitán del equipo mexicano, Luis Fernando Ortiz León, compartió detalles del juego a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE). “Brasil es un rival muy fuerte, difícil de vencer pero no imposible. Fue un duelo intenso, se le jugó a tope; cometimos varios errores y hay que modificar eso para el siguiente encuentro”.

Ante Chile, buscarán su primera victoria en Cali-Valle 2021, pero antes, deberán trabajar en algunos detalles. “Cometimos muchos errores al ataque y hay que evitar eso. Esperamos un juego intenso contra los chilenos. Ningún rival de fase de grupos es fácil; nos vamos paso a paso: primero Chile y luego Puerto Rico”.

El jugador de 23 años, también habló del nerviosismo que se vive previo a un debut en una justa importante, que en este caso, además, es histórica por ser la primera edición de los Juegos Panamericanos en su formato juvenil.

“Estamos entusiasmados por lograr algo importante. El juego colectivo y el apoyo entre nosotros es muy importante. Escuchamos todo el tiempo a nuestro entrenador y como capitán busco que el equipo siga animado”, puntualizó.

Por admin

Deja un comentario