Con la mínima diferencia Monterrey hizo valer su localía venció 1-0 a Pumas, desde los primeros minutos dominó el encuentro sin mayor complicación, incluso con algunas advertencias al arco rival en donde Alfredo Talavera demostró en más de una ocasión que se mantiene como factor determinante a favor de los auriazules.

Sin embargo, rebasada la media hora de juego los Rayados abrieron el marcador de la mano de Aké Loba, quien se reconcilió con el gol después de casi tres meses y anotó su sexto tanto con enfundado en la casaca blanquiazul, además mantuvo vigente la racha de su equipo como local marcando por lo menos un gol a los felinos.

Los del Pedregal sufrieron la expulsión de Alan Mozo, quien a inicios fue amonestado con cartón preventivo tras una dura entrada sobre Arturo González, aunque, la amonestación fue revisada en el VAR y corregida para que el lateral abandonara el terreno de juego.

Así, con inferioridad numérica y en el marcador, los capitalinos se fueron al descanso y en el complementario  Andrés Lillini mostró las intenciones de generar un juego con mayor presencia ofensiva y se dio el debut del delantero Gabriel Torres, además de incorporar a Juan Iturbe.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *