A pesar de lidiar desde hace algunos meses con una fascitis plantar, la gimnasta de trampolín Dafne Navarro confía en llegar a la final en los Juegos Olímpicos Tokyo 2020.

Con 25 años de edad, la tapatía debutará en una justa veraniega en la que su disciplina tendrá representación en sus tres modalidades.

“Lo que busco es una final, es muy complicado, pero haciendo las cosas bien se puede conseguir. Referente a lo de la lesión, ya estoy mejor, se cómo cuidarme y mantenerme sin dolor. Me pongo vendaje antes de entrenar, hielo después e incluso utilizo una férula para dormir. Me siento bien”.

Navarro, campeona centrocaribeña, permanecerá algunos días en Guadalajara para después trasladarse a la Ciudad de México, desde donde volará a Japón.

“Estoy muy orgullosa de ser la primera de mi especialidad en representar a México en unos Olímpicos. Recuerdo que cuando inicié en esto (2007) veía muy lejos la posibilidad y finalmente se consiguió. Se trata de un trabajo físico, mental, de nutrición y descanso”, añadió la también medallista en Juegos Panamericanos.

En la competencia, los jueces evalúan dos rutinas, la libre y la obligatoria; se califica el desplazamiento, la dificultad, el tiempo de vuelo y la ejecución.

“En el tiempo que me queda para debutar vamos a perfeccionar mis rutinas, serán las mismas que presenté en otras competencias, sólo que mejores para conseguir un buen resultado e iniciar motivada el ciclo a París 2024”, finalizó.

Por admin

Deja un comentario