Nicolás Larcamón se manifestó orgulloso, con mucha fe e ilusión de lo que es capaz su equipo, se merece jugar las semifinales del torneo, dando rienda suelta para alcanzar algo inolvidable para todos, pero mantener el temple que los llevó hasta esas instancias.

En conferencia de prensa, el estratega del Puebla expuso que este grupo e jugadores se entregaron en el trabajo desde el primer día, creemos muchos de lo que somos capaces. Está conforme de lo logrado, más allá de fallos como todos comenten, se pudo revertir la derrota en el Jalisco.

Después de la mesura, ahora es momento de dar rienda suelta al entusiasmo, agregó el argentino, el foco sigue puesto en la tarea y el trabajo. La lectura al partido es de aspectos positivos, sin dar ventaja, más allá de un pelotazo frontal, con un bloque consistente. «Tuvimos claridad en la búsqueda, se pudieron manejar los tiempos del partido, con individualidades y en lo colectivo, en conclusión, Puebla volvió a ser Puebla, un equipo que sabe lo que quiere, co orgullo y eso se aplicará en la siguiente llave», comentó.

Ante los cuestionamientos de su llegada al futbol mexicano, Larcamón recordó que la principal duda era por su juventud, lo cual era lógico, además por el desconocimiento de sus capacidades. Agradece los reconocimientos que ahora tiene.

Cocca se fue frustrado

Por su parte, el técnico del Atlas Diego Martín Cocca se justificó al decir que Puebla pasó por ser el tercero de la tabla, quedaron en la ida 1-0 y en la vuelta igual 1-0. Fue un partido muy parejo, incluso en los tres partidos. En esta ocasión hubo un par de recuperaciones altas, no hubo muchas ventajas, así que ni antes eran los mejores ni ahora somos los mejores, es un equipo en construcción, pero se entregó al máximo, Puebla es un equipo de hombres de experiencia, el que hiciera el gol, ganaba y así pasó, dijo.

Recordó que al inicio del torneo eran los últimos de la tabla, no se pudo llegar a los cuatro primeros, pero el objetivo es seguir calificando a las liguillas. «Las características que vos parás en cancha te dan la lectura de lo que quieres, la inclusión de cinco jugadores ofensivos era para buscar el gol y presionar, pero con la derrota el planteamiento se desvirtúa. nos enfrentamos a un Puebla que acepta pocos goles, nosotros presentamos cuatro juveniles que en el torneo pasado no habían jugado», expresó.

Finalmente, recalcó que pusieron todo lo que tenían en la cancha y no se pudo, algunos se desgastaron, incluso los juveniles por los 90 minutos, para buscar el arco rival, la idea era hacer gol para forzar a ellos irse al ataque para hacer tres goles y descuidar su defensa. Sin embargo salimos con la cabeza levantada, al último hubo desesperación, pero nos sentimos orgullosos, Puebla encontró el gol al último y ganaron, concluyó.

Por admin

Deja un comentario