Por Fernanda Mayen

En el deporte como en la vida competimos constantemente con la gente que nos rodea, pero las competencias más complejas son las que tenemos con uno mismo. En el mundo existen personas a las que les gusta codearse con los mejores para sacar lo mejor de ellos, una de esas personas es Osvaldo Zumalacarregui, back defensivo de Dinos.

A estas alturas de la temporada seguramente muchas personas ya han escuchado hablar de Zumalacarregui por todas las destacadas acciones de esta temporada, pero probablemente pocos hemos conocido el camino que ha recorrido hasta el día de hoy.

Zumalacarregui comenzó su vida en los emparrillados a los 7 años de edad, pero curiosamente su formación ha estado rodeada de muchos deportes; entre los más destacados está el atletismo, el cual llegó a combinar con el americano posteriormente.

Una de las razones principales por las que le empezó a parecer atractivo el football americano fue debido a su primo quien en ese momento estaba en la intermedia de los Aztecas y, al ser de una familia unida, lo acompañaba a sus partidos donde encontró conexiones con el ambiente y el mismo juego.

Zuma comentó que el principio fue difícil, pero poco a poco fue mejorando para así lograr esa conexión que lo volvió 100% apasionado el deporte de las tacleadas hasta el día de hoy.

Sus inicios fueron como corredor y en el perímetro. Después de jugar en Aztequitas entró en la Prepa Tec vistiéndose de azul donde se desarrolló más como safety terminando como líder de tacleos en dos años consecutivos. Finalmente, para la universidad recibió la invitación de los Aztecas de la UDLAP donde culminó su liga mayor hasta el 2019.

Portando el verde y naranja de los Aztecas, Zumalacarregui vivió el bicampeonato (2013-14), el campeonato nacional del 2016. Fue líder de tacleadas 2016-17, tuvo el récord de todos los tiempos en el 2018, formó parte de la selección del mundial universitario 2016 en Monterrey y 2018 en Harbin.

“La gente con la que te quedas, los hermanos. Hoy en día es lo más importante que me ha pasado”- expresó- “Para mí también representó el que todos los días estuviera compitiendo con los mejores jugadores que en ese momento había (en la UDLAP) y lo que soy hoy en día es gracias a ellos. Noriega, Robin, etc; definitivamente me hicieron ser mejor.”

Por admin

Deja un comentario