Por el sobrecupo que se dió en la semifinal de Ida ante Cruz Azul en el Estadio Hidalgo, el propio Club Pachuca ganó una sanción tanto de gobierno estatal y municipal, por esta razón la directiva tomó la decisión de que en caso de llegar a la final, jugarán a puerta cerrada.

Lo que pensamos en la redacción es que se están «curando en salud», porque saben que van a quedar eliminados y si eliminaran al Cruz Azul, el partido de ida sería en Pachuca, porque son el peor clasificado de la tabla general que está en semifinales.

A través de un comunicado, Grupo Pachuca hizo oficial esta decisión, «en caso de llegar a la final, jugaremos nuestro partido como locales a puerta cerrada, vetado así nuestro propio Estadio. En caso de no pasar a la Final, extenderemos este veto en los próximos partidos que juguemos como local».

«Sabemos que esta decisión es difícil sobre todo para nuestra afición y jugadores. Pero los valores de nuestro Grupo nos obligan a ser coherentes con nosotros mismos. Queremos que sigan estando orgullosos de ser aficionados de un equipo como el suyo» compartió el Club Pachuca a través de sus redes sociales.

Por admin

Deja un comentario