Tal vez suene a frase del Día de Los Santos Inocentes o que sería un presente de los Reyes Magos, pero como dicen por ahí: “Por soñar no se paga I.V.A.”. De repente pasó la idea por mi cabeza que los altos directivos de la escudería Red Bull, otorgarán a Sergio “Checo” Pérez el beneficio de coronarse Campeón del Mundo de Pilotos en la F1 en esta campaña 2022, como justo agradecimiento por el apoyo que el mexicano dio al equipo y a Max Verstappen para que la temporada pasada el holandés se alzara con el campeonato.

El reconocimiento lo obtuvo por parte de todo el equipo tras hacer fenomenales carreras en el 2021, pero que mejor, que pensando que Sergio podría encontrarse en sus últimas campañas en la máxima categoría y que Verstappen aún tiene muchas campañas por delante, sucedería que dado el gran rendimiento de “Checo” está mostrando en este inicio de temporada incluso, en el pasado G.P. de Arabia Saudita, habiendo logrado su primera posición de privilegio, histórica no solo para Sergio, sino para la historia del automovilismo mexicano y que además se perfilaba como ganador de la misma, hasta que apareció Nicholas Latifi cambiando nuevamente una situación de carrera ocasionando los “virtual safety car”, como recordamos lo hizo en el G.P. de Abu Dhabi, en aquella ocasión para abrir la oportunidad a Max Vestappen de coronarse con el mérito del equipo al llamarlo a «pits» para cambiar a neumáticos rojos, cosa que Mercedes no hizo con Hamilton, lo cual, a la postre le costó a Mercedes un título más de constructores y a Hamiltón hacer historia como máximo ganador de campeonatos del mundo.

También recordemos que, en esa carrera, última del campeonato 2021, Sergio realizó una defensa impresionante ante Hamilton, que permitió que Verstappen recuperara la desventaja que tenía en la pista ante el británico. Pues, ¿Y qué tal si… sí? Uno se pregunta, si también cabría la posibilidad de la intervención del patrocinador del mexicano, ofreciendo algunos euros por la oportunidad de que Sergio sea por esta temporada el “Primer Piloto” de la escudería. Bueno, como les digo, se vale soñar. Y pues, si no llega esta oportunidad por estos ofrecimientos y agradecimientos, “Checo” ya mostró que tiene con que ceñirse la corona si ponen en sus manos el monoplaza competitivo. Para muestra, este inicio de temporada en el que el mexicano se ha puesto a la par de los mejores en la categoría. Claro, los rivales cuentan y finalmente es en la pista, por las estrategias, por el desarrollo del monoplaza, el no cometer errores, ni equipo ni pilotos, por el que se definen los triunfos, especialmente por la templanza y el talento del piloto a la hora buena. Sergio ya demostró estas cualidades y tiene la madurez suficiente para controlar las situaciones comprometidas. Ahora que despierte de mi sueño, estaremos nuevamente en contacto, por lo pronto esta noche de G.P. de Australia, a seguir disfrutando de la naciente y emociónate temporada. Hasta la próxima.

Deja un comentario