Por Jorge Domínguez Valdes, Licenciado en Acondicionamiento Físico

En el año 2020, con una selección de Lucha bastante fuerte, sólida y experimentada, después de tener más de 20 clasificados a la etapa nacional de la competencia fundamental en México, el 13 de marzo el gobierno dió informes sobre alerta máxima por el extremadamente riesgoso contagio de lo que parecía ser un nuevo virus, el Covid-19, así que se suspendieron todas las actividades presenciales en todo el país, dejando un mal sabor de boca a los ya preparados atletas poblanos que estaba listos para la batalla.

Margot Avelino

Durante el confinamiento hubo muchas cosas que cambiaron para cada uno de los atletas que formaban parte del colectivo de luchas asociadas, familias que se tuvieron que ajustar a la economía, desempleo, cambios de residencia, y la frustración de 1 año lleno de esfuerzos que no cosecharon su fruto.

Después de algunos meses, el colectivo reanudó sus actividades de preparación físico técnica a través de algunas de las plataformas digitales, continuando con el trabajo interrumpido, volviendo a comenzar y con la misión de recuperar la esperanza de la Lucha en Puebla.

Noe Balbuena

Poco a poco el colectivo iba recuperando esa confianza y superando ese duro bache que dejó el confinamiento, aunque ahora la situación no eran para nada fácil en esta modalidad virtual, donde la fuerza de voluntad y la entrega por los sueños de cada uno de los individuos, así como la familia, fueron un factor determinante para continuar esforzándose día a día, entrenando a distancia, estudiando a distancia, y adaptándose al mundo siendo sólo unos adolescentes y jóvenes.

Diego Nájera

El 9 de Julio del presente año, después de batallas que los atletas poblanos nunca antes habían experimentado en sus procesos de preparación, con mucho entusiasmo, y transformados por las circunstancias de todo un año fuera de lo usual, se lanzaron a la batalla, esta vez en Monterrey Nuevo León, donde se llevarían a cabo los Juegos Nacionales Conade 2021.

Brian López

En un año dónde los entrenamientos no fueron de manera presencial, y las condiciones no fueron las mejores para muchos de ellos, lograron tremendos resultados:

En los 55 kilogramos Cadete estilo Grecorromano coronado campeón de la división: Noé Balbuena Morán.

Sebastián Romero

En los 45 kilogramos Cadete estilo Grecorromano coronado subcampeón de la división: Diego Nájera.

En los 80 kilogramos Cadete estilo Grecorromano coronado campeón de la división: José David Gahona.

José David Gaona

En los 72 kilogramos Juvenil estilo Grecorromano con la medalla de bronce: Omar Mendoza.

En los 65 kilogramos Juvenil estilo Grecorromano con la medalla de bronce: Brian López.

En los 55 kilogramos Juvenil estilo Femenil coronada campeona de la división: Margot Avelino.

Omar Mensoza

En los 40 kilogramos Cadete estilo Femenil coronada campeona de la división: Anayeli Diaz.

En los 57 kilogramos Juvenil estilo Libre con la medalla de bronce: Sebastián Romero.

Sumando un total de 8 medallas para Puebla, entre ellas 4 campeones nacionales, solo queda felicitar a cada uno de los atletas, familiares y equipo multidisciplinario que fue necesario para este resultado, y entender que no importa lo dura que sea la situación, los sueños se construyen día a día con disciplina, perseverancia y amor a lo que uno hace.

Anayeli Diaz

Por admin

Deja un comentario