A sólo cuatro fechas de terminar el torneo, en la fecha 14 con cuatro descalabros seguidos y en el último lugar, el Puebla femenil ya no quiere más tropiezos, la capitana Dulce Martínez informó en conferencia de prensa reconoció que es un golpe muy duro ser el peor, por lo cual trabajan en el aspecto mental.

Se han esforzado por sacar un resultado, darle la vuelta a la tortilla y enfrentar el próximo compromiso para salir del fondo al enfrentar a Rayadas que va en cuarto lugar. «Somos un equipo aguerrido que no se da por vencido, no importa si somos visitantes o locales, Monterrey va a esperar a un equipo luchón, los últimos partido los perdimos por diferencia mínima y en los últimos minutos, por lo cual no perderemos la concentración, tener la pelota y con el mismo procedimiento que planteó Juan Carlos Cacho», expresó.

Al vivir todos los escenarios, desde los primeros lugares, media tabla y hasta abajo, ya saben lo que se siente y no quieren repetirlo, el camino va por ahí, estar más unidas que nunca, para que nadie se baje del barco y sacarlo a flote. No olvidemos que cambiaron de técnico por los resultados negativos, corrieron a cinco jugadoras, se tuvieron que acoplar a un sistema nuevo, se vio mejoría pero no reflejada en el marcador. Los problemas extra cancha no han sido superados, ya mejor piensan en el próximo torneo para modificar lo que no funcionó.

Deja un comentario