En su casa y con su gente, el Puebla después de ir ganando 2-0, se confió o bajó la guardia y antes de terminar el primer tiempo los Pumas de la UNAM le metieron el primero y en el ´87 el tanto de la igualada, con lo cual los enfranjados se tambalean en el tercer lugar de la tabla general.

Los pupilos de Nicolás Larcamón empezaron bien, aunque por la vía penal se fueron al frente.

Este fue el momento más glorioso de los locales con un Estadio Cuauhtémoc plétórico, glorioso que cree en su equipo que en las últimas fechas a decepcionado un poco.

Este fue el acabose, cuando los Camoteros pensaban que ya había regresado a la senda del triunfo, llegó el empate. Las lesiones, las carencias en la preparación física o la falta de jugadores importantes de relevo, han crerado problemas al Larcamonismo.

Por admin

Deja un comentario