Para el estratega del Puebla FC Nicolás Larcamón, el futuro es incierto, ya se quedó sin su «TaboMandante» el uruguayo Cristián Tabó quien no se fue a Rayados de Monterrey, sino al Cruz Azul por insistencia del DT Reinoso, también ya se le fue el «Fideo» Álvarez, en el horizonte no hay contrataciones de peso.

La directiva se la volvió a hacer tal y como hace un año, le desmantelaron el equipo, sin embargo lo sacó adelante, pero ahora no se ve por dónde, tal vez el seleccionado chileno Parra ahora si despunte, ya ambientado al futbol nacional, no deja de ser una incógnita.

En conferencia de prensa virtual, recordó que la salida del capitan del equipo deja un gran hueco, pero el reto, el desafío en este proyecto es saber encontrarle el sustituto, el tiene oportunidad en su carrera y nosotros debemos buscar el no perder competitividad de cara al siguiente torneo.

Después del campeonato que logró Atlas después de 70 años, ahora genera presión al Puebla que ya tiene 31 años sin ser campeón y con eso, el más longevo en ese aspecto. Al respecto el argentino dijo que el club y cuerpo técnico no debe dejar influenciarse, Atlas fue campeón porque hizo bien las cosas, de manera excelente, en términos de inversión, estructuración, nosotros hemos hecho dos buenos torneos, la hinchada y toda la ciudad se ilusionó en esas noches memorables, pero «el proyecto Puebla no se plantea ser campeón, lo relevante es el trabajo diario, de la construcción diaria, para competir bien, llegar a liguilla y a partir de ahí puede haber sorpresas, lo hicimos en ambos torneos, pero la construcción de un título no puede ser planteada porque estamos en el tope de la tabla de más años sin ser campeón», expresó.

Por otra parte, Nicolás recordó que se han alejado del descenso, el proyecto es sólido, Puebla es una institución que se plantea sanear muchas cosas, ha crecido en muchos aspectos, atender la competitividad del equipo, defenderé los intereses deportivos, cubrir las necesidades en la inmediatez; incluso la dirigencia se comprometió conmigo de que no suceda lo mismo del año pasado, salen varios y no entraba casi nadie, están por llegar refuerzos, mi reputación está en saber plantear bien los objetivos.

En términos financieros, con la venta de Tabó se han soluciuonado los problemas. De los nuevos, el técnico mencionó dos, uno que pidió en específico y otro que le conseguirán. La preparación es corta, los jugadores han vuelto a buen ritmo y nivel, trabajarán en Puebla ahasta sábado, después viajan a Acapulco, pasarán las fiestas y vuelven a una semana previa de competencias, antes de enfrentar al América en la primera fecha.

De la salida de Israel Reyes, lo tiene descartado por acuerdo con la directiva, de la llegada de Batallini, dijo es un gran jugador, le gusta su perfil para sustituir a Tabó pero no es el jugador que buscarán. Lo que pidió especificamente es un extremo media punta por el sector derecho y un volante ofensivo, un organizador que sirva de enlace.

Ferrareis, la solución? no, buscarán otro, porque el brasileño seguirá en su posición, ha demostrado que va bien de carrilero en línea de tres o de cinco o la posibilidad de en caso de que juegue de lateral en línea de cuatro.

Deja un comentario