El amistoso contra Tlaxcala FC.El concluyó con un marcador de 3-1, estuvo dividido en 3 partes de 30 minutos.Los goles de La Franja fueron anotados por Daniel Álvarez al minuto 4, Diego de Buen al 23′ y Maximiliano Araújo al 82′. La visita descontó al minuto 10 desde los 11 pasos.

Hay 15 puntos por disputarse y a 5 semanas de terminar el torneo regular, la franja está en una posición cómoda respecto a meterse al menos al repechaje del fútbol mexicano, a tres puntos de distancia de los veinte con los que los dejó Juan Reynoso y que les permitió colarse a la repesca el torneo anterior; ahora es otro cantar sobre todo porque los rivales que faltan por enfrentar, con alguna excepción, no son de los mejores de la liga.


El próximo viernes Mazatlán, el medio hermano, a quienes también le urgen los puntos para alejarse del porcentaje y tratar de meterse entre los 12 primeros, habrá que ver qué decide el alto mando del grupo Orlegi con respecto a cómo debe jugarse el encuentro, con el cuchillo entre los dientes o como con el Atlas, a medio gas para manejar un resultado que convenga a los intereses de quien maneja los destinos de los tres equipos. De poco serviría desgraciadamente la gran labor que ha hecho Nicolás Larcamón y su cuerpo técnico.

Supieron sacar jugo a jugadores experimentados como Tabó, Ormeño y Fernández con respecto a que en caso de tener un buen torneo se les darían las facilidades para cambiar de aires obviamente en una venta que les beneficiaría el bolsillo tanto a ellos como al club. Por otro lado darle chance a varios jóvenes con hambre de triunfo tengan actividad con lo cual podrían establecerse en el fútbol mexicano en los próximos torneos.


Larcamón llegó al fútbol mexicano con poco cartel, como «baratito», pero ahora al tener al Puebla en los mejores lugares con la nómina más económica, seguramente pedirá mucho más al terminarse su contrato en julio o firmar con algún equipo de mayor nivel en México y también tener mejoras y progresos económicos.


Los directivos empleados de Ricardo Salinas ven la posibilidad de posicionar a los camoteros en un buen puesto en el porcentaje para tener oportunidad si venden al equipo, ofertar más cara la franquicia en el corto y mediano plazo de acuerdo al interés que alguna plaza pueda mostrar por tener un equipo de primera división, porque así se maneja el futbol en México.

Se abrirá el Estadio Cuauhtémoc?


Que si, que no, el interés por abrir existe, la experiencia les dice a los empleados del Club Puebla que no deben abrir porque van a perder dinero, pero el interés general los hace dudar. Abrir un estadio con aforo reducido es darse un balazo en el pie, en el aspecto económico, en el mejor de los casos se puedan recuperar los gastos y eso estaría por verse. No olvidemos los 876 boletos vendidos aquella vez frente al León que en aquellos días estaba muy bien, pero horas antes el gobierno dijo no y los del Puebla no les quedó de otra, no se abría debido al incremento de la pandemia y el semáforo rojo.


Hoy se podrá saber si se abre el viernes para recibir al Mazatlán? O esperarán a que venga Pumas el cual arrastra la cobija pero no deja de ser considerado uno de los 4 grandes, tomarían en cuenta que vendría gente de la CDMX y asegurar al menos el 25 o 30% de aforo permitido. Sólo quedan dos partidos de local, Mazatlán y Pumas y obvio, pero queda la fiesta grande y el presupuesto de quedar entre el 5 y el 8 para jugar el encuentro en calidad de local.

Deja un comentario