Pumas
 de la UNAM sorpresivamente perdió con los Gallos Blancos de Querétaro, para ganar 2-0 para acumular seis unidades, en tanto que los universitarios se quedaron en cuatro, lucieron chatos en todo el juego, sin muchas llegadas de gol.

Los universitarios no perdían un juego de torneo regular, desde la Jornada 8 del Guardianes 2020, cuando cayó ante León por 1-0. Pero esos tiempos ya pasaron. Los Gallos del Pity, Héctor Altamirano, se han vuelto un equipo ordenado, pero con la mira puesta en la portería contraria.

En los primeros minutos del juego, Alfredo Talavera tuvo que multiplicarse para evitar que cayera un tanto, pero a tanta insistencia José Gurrola definió de gran forma a pase de Gonzalo Montes (21’), para abrir el marcador.

El juego no fue de un solo lado, Pumas lo buscó, pero sin un centro delantero que supiera retener la pelota, el joven Emanuel Montejano tuvo una noche aciaga, recurrió a los tiros de larga distancia a los que el “Kampa” Ruiz respondió de buena forma.

Apareció Luis Antonio Valencia, que ahora juega como segundo contención, para meter un centro medido a Ángel Sepúlveda y marcar el segundo (43’). Eso fue suficiente. El juego cayó en un bache, Querétaro replegó y Pumas no supo cómo entrar para hacer daño y la victoria fue justa para el Gallo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *