Lo sucedido en la semifinal de la Champions League destapó la cloaca. La decisión estaba tomada desde hace tiempo y se empezará a ejecutar en cuanto termine la temporada el 23 de mayo, haya o no conquista del título de Liga.

Primero hay que terminar el campeonato local y después dar con lo que necesita el Real Madrid, empezando por la banca. Presidente y entrenador, Florentino Pérez y Zinedine Zidane ya han hablado. La palabra la tiene el técnico, pero el club estudia alternativas para el puesto de entrenador. Lógico y necesario. Llegado el caso, Raúl González parece el relevo mas natural. Sigue subiendo peldaños. El mercado ofrece alternativas como Allegri o Löw, ya que otras como eran Pochettino, Nagelsmann y hasta incluso Mourinho, ya están comprometidos.

Será algo más que maquillaje, un cambio a fondo. No es por la eliminación ante el Chelsea y sí por lo vivido y las señales que el grupo ha ido emitiendo durante toda la temporada y que la entrega y el coraje de muchos han servido para a rozar la final de Champions y seguir vivos en la pelea por LaLiga.

La presencia en la semifinal europea ha puesto más en valor si cabe lo que han sido y lo que todavía son algunos de unos jugadores que han llevado al actual Real Madrid a escribir varias paginas de oro de la historia del fútbol europeo. Nadie lo puede negar y han demostrado todavía reservas para llegar hasta aquí, jugar mermados y disputar LaLiga con todas las opciones a falta de cuatro partidos.

Por admin

Deja un comentario