Pese a las lesiones que sufrieron durante el partido, el equipo de los Carneros dio la sorpresa en Seattle frente a los Seahawks y avanzó a la ronda divisional de los Playoffs de la NFL tras ganar por 30-20. Los de McVay extiende su invicto de ganar los partidos cuando se llevan la ventaja al descanso.

El quarterback John Wolford sufrió un golpe en la cabeza que le lesionó el cuello. De inmediato McVay debió cambiar de plan y poner al mermado Jared Goff.

Los Angeles tuvieron plena confianza en su pateador y las acciones de la defensivas en la primera mitad. Los equipos especiales de Rams salieron a relucir sobre el segundo cuarto. Todo resultó de gran forma después de que une error catastrófico de Wilson fue capitalizado en un pick six de Darius Williams.

El novato Cam Akers se fue convirtiendo en un socio para que Goff pudiera mover las cadenas. El chico logró hacer el daño suficiente antes unos desconcertados Seahawks y por la vía terrestre logró una anotación más.

La única jugada en la primera mitad llegó en una enorme desbordada para Metcalf que acabó en las diagonales.

La ventaja favorecía a L. A en el descanso y todo indicaba que la gran racha de McVay y su invicto cuando tiene ventaja en el descanso, prevalecería. Aunque se quedaron sin Aaron Donald por un golpe en las costillas en pleno tercer cuarto; supieron resistir a los intentos de remontada.

El equipo de LA llegó a los últimos 15 minutos con una ventaja de siete puntos. Sin embargo conectó dos golpes fulminantes ante Seattle; primero con un gol de campo y después Robert Woods con un touchdown, dejaron una diferencia prácticamente inalcanzable.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *