Por Carlos Ávila

Esta temporada para Raptors fue una montaña rusa de emociones desde la jornada 1 hasta su final en los playoffs frente a Fundidores, siendo un punto de inflexión importante para el futuro de la franquicia del Estado de México que sigue en busca de conquistar su primer Tazón México.

Los Raptors son uno de los equipos de la LFA que más se han caracterizado por su juego ofensivo, no por nada son el equipo con más victorias y más touchdowns en la historia, además de contar con el líder histórico en yardas por pase en Bruno Márquez (#13) y al líder en recepciones de Touchdown con Iván García (#16), siendo siempre una de las principales ofensivas desde el comienzo de la liga en el 2016.

Antes de esta campaña, lo último que se había visto de Raptors fue la aplastante victoria 28-0 que tuvieron sobre Fundidores en la quinta jornada de la temporada 2020, manteniéndose como uno de los principales equipos y siendo contendiente antes de que el torneo se cancelara por la pandemia; finalmente después de dos años la Furia Verde regresó buscando el Tazón México una vez más.

El comienzo del trayecto fue en Jalisco con los debutantes Reyes, en papel parecía que los pupilos del head coach Guillermo “Willy” Gutiérrez Valdovinos tendrían el juego controlado, pero una vez que se dio la patada inicial las cosas fueron muy diferentes, Bruno Márquez terminaría siendo interceptado 4 veces en el mismo partido por primera vez en su carrera, sin embargo la defensiva de Raptors robaría el balón en 4 ocasiones que fueron bien aprovechadas para que salieran del estadio Tres de Marzo con la primera victoria de la temporada, con muchas dudas de cara al “Clásico del Centro” con Mexicas en la Jornada 2.

El regreso de Raptors a la FES Acatlán no resultaría tan placentero, pues tanto Raptors como Mexicas irían decididos a buscar su primera victoria de la temporada entregando un duelo sumamente físico en el que finalmente el juego terrestre de la sangre Mexica saldría a relucir y Raptors se quedaría a 30 yardas de sacar el milagro en la FES en el último regreso de kick-off del partido.

La jornada 3 sería de descanso para Raptors, pero para la cuarta jornada vendría una visita a los Fundidores en Monterrey, partido que se definió en los últimos instantes con un gol de campo que dejó contra las cuerdas a los jurásicos y otro regreso de kick-off que se quedó cerca de dar la vuelta al marcador.

Para la jornada 5 los Raptors volvieron al juego al que tienen acostumbrados a sus aficionados, anotando 40 puntos sin respuesta con un circo aéreo comandado por Bruno Márquez y su grupo de receptores con jugadores como Iván García, Manuel Barrios (#19), Enrique Barraza (#86) y Eduardo Yáñez (#80) que fueron bien complementados por los novatos Luis Alberto Villegas (#14) y Eduardo Retana (#83), además del extranjero Brian Keith Burnett Jr (#29) para formar una de las mejores unidades aéreas de la liga.

La siguiente jornada era turno del “Duelo Jurásico” frente a los invictos Dinos, donde una vez más parecía que Raptors dejaría ir el partido en los últimos segundos, pero Bruno Márquez tuvo una de las mejores series ofensivas en la historia de la liga para llevar a Raptors dentro de la zona roja para lograr la anotación con Diego Yáñez en una acrobática recepción, finalmente tras un castigo en el punto extra, los Raptors del coach “Willy” optaron por la conversión y Bruno Márquez terminó siendo el héroe de la tarde en la FES Acatlán para llevar al equipo a su tercera victoria y quitarle la temporada perfecta a los Dinos.

La siguiente y última parada de temporada regular sería en Querétaro, donde el ataque terrestre brilló con Dan Ávila (#3) y Kevin Correa (#20) en la victoria sobre Gallos Negros rumbo a los playoffs; donde el rival en turno sería Reyes, partido que en esta ocasión sería dominado por la ofensiva de Raptors, junto con una defensiva que de la mano de David Casarrubias (#91), Edgar White (#50) y grandes coberturas del novato Jean Retaud (#21) lograron mantener a los Reyes a solo 6 puntos para avanzar a las semifinales en Monterrey.

La segunda semifinal en la historia entre estas dos franquicias no decepcionó para nada, dando por segunda vez uno de los partidos de playoffs más increíbles en la historia de la LFA con 4 touchdowns anotados en el último cuarto, partido en el que Raptors se quedó a 6 segundos de llegar a su cuarto Tazón México hasta que se produjo el mil4gro regio. Alargando la racha de Raptors sin poder conseguir la victoria en Monterrey.

Esta temporada los Raptors demostraron que tras dos años de pausa solo necesitaron un poco de tiempo en el emparrillado para volver a ser ese equipo al que todos le temen en ambos lados del ovoide. Con una meta sumamente clara, finalmente concretar la caza del trofeo de campeón del Tazón México.

Por admin

Deja un comentario