Samantha Salas Solís raquetbolista mexicana que en 2020 tuvo que sobreponerse a la inactividad en competencias ocasionada por la pandemia y además superar una lesión en el hombro izquierdo.

Hace una semanas pudo regresar a las competencias, le dio confianza para enfrentar el 2021: “todo pasó en dos meses y medio; poco tiempo, mucho esfuerzo, coraje, paciencia y disciplina, aquí estoy de regreso, siempre busco el mejor resultado sin importar ni el tiempo ni circunstancias, sí pasaron nueve meses sin jugar, sí entré a una cancha 16 veces y sí, tengo un problema competitivo, pero eso también me ha llevado a los múltiples títulos ganados”, comentó la atleta de 34 años.

“Estoy loca de pasión por este deporte, gracias a todos los que me siguen apoyando, a mi partner (Paola Longoria) por luchar conmigo en la cancha, a mi familia y a mi equipo por la paciencia, a las personas que hablaron conmigo jamás las olvidaré. Gracias por creer en mí», expresó a través de sus redes sociales.

La oriunda de León inició el año con un título más en la bolsa, en la competencia ‘Sweet Caroline Open’, del Ladies Professional Racquetball Tour (LPRT), la cual se disputó en Carolina del Sur, Estados Unidos, donde al lado de Paola Longoria, se consagró en la modalidad de dobles tras vencer 2-0 a la dupla mexicana compuesta por Alexandra Herrera y Montserrat Mejía.

Con un excelente inicio de 2020, Salas Solís viajó a Tijuana, Baja California, lugar en el que disputó el Campeonato Nacional Selectivo de la especialidad; la raquetbolista culminó en el tercer puesto en la modalidad de singles, mientras que en dobles se coronó junto a Longoria López, logrando en aquella ocasión su campeonato número 13 que han obtenido como dupla. A principios de marzo, ambas volvieron a tocar la gloria en el Abierto de Boston y Samantha, en solitario, finalizó en segundo puesto tras caer precisamente ante su pareja potosina.

No obstante, y sin saberlo, aquella competencia del Tour Profesional fue la penúltima que disputaron del año, debido a que a finales de ese mes se declaró la pandemia por covid-19, por lo que la raquetbolista suspendió por nueve meses su aparición en las canchas.

LE OPERARON EL HOMBRLa atleta sabe que su considerable recuperación y anticipado regreso son fruto de su constancia, disciplina y esfuerzo

La leonesa inició el año con un título más en la bolsa, en la competencia ‘Sweet Caroline Open’, del Ladies Professional Racquetball Tour (LPRT), la cual se disputó en Carolina del Sur, Estados Unidos, donde al lado de Paola Longoria, se consagró en la modalidad de dobles tras vencer 2-0 a la dupla mexicana compuesta por Alexandra Herrera y Montserrat Mejía.

/cms/uploads/image/file/624280/WhatsApp_Image_2020-12-21_at_12.56.28.jpeg

Samantha Salas se ha caracterizado por su alto nivel competitivo y hambre por sobreponerse a los momentos complicados en su carrera. Tras haber tenido actividad en la cancha los primeros tres meses del año, todo evento terminó por cancelarse debido al covid-19; sin embargo, no frenó sus actividades durante el confinamiento, sabía que estas circunstancias sacarían lo mejor de ella para mantenerse en ritmo, pero en septiembre se sometió a una cirugía del hombro izquierdo.

Luego de presentar una serie de molestias con anterioridad, que incluso se convirtió en falta de movilidad sin dolor causadas por una rotura del hueso supraespinoso, la raquetbolista fue operada con éxito, situación similar por la que pasó hace tres años con el hombro derecho.

Quiero seguir mi carrera con mis dos hombros reparados y saludables, parecía ser el labrum, pero tenía el supraespinoso con rotura total, una de las lesiones que también tenía en el derecho; se originó de la nada ya que en pandemia hasta bajé mis cargas de entrenamientos, usaba pesos más ligeros, durante meses no usé una barra y hasta opté por no usarlo para nada, solo entrenaba con el derecho y de todos modos pasó. Decidí́ repararlo porque no quiero limitarme ni vivir con dolor, ya viví eso”, detalló en aquella ocasión.

De ese modo, el panorama de Samantha Salas luce mejor, pues a tres meses de distancia de su lesión, recientemente pudo volver a las canchas durante el Super Max Slam de Kansas, con el que cerró su 2020 deportivo, pues aunque no pudo consolidar un título al finalizar en segundo puesto en dobles con Paola Longoria, la atleta de 34 años sabe que su considerable recuperación y anticipado regreso son fruto de su constancia, disciplina y esfuerzo.

Por admin

Deja un comentario