Las Rayadas del Monterrey son las campeonas del futbol mexicano, impidieron el tricampeonato de Tigres, en su casa y con su gente, después de empatar a cero en el juego de vuelta, terminaron en el global 2 a 2, por lo que se fueron a penales y ahí se impusieron las regias 3-1.

Fue un duelo intenso el de vuelta, ambos equipos lucharon por llevarse el título en el Clásico Regiomontano 26 Femenil, que por primera vez en su historia arrojó un empate sin goles, por lo que todo se tuvo que definir desde los 11 pasos, en que Godínez, portera de las albiazules, fue la gran protagonista.

Desde que inició el futbol femenil, Tigres había estado en 7 de las 8 finales, eran las bicampeonas a vencer y después de un polémico juego de ida con golpes, bronca y con 40 partidos sin perder ni ser el mejor equipo de la Liga Femenil valieron para que Tigres lograra el tricampeonato,

Tigres abrió la tanda y solo anotó Liliana Mercado; por Rayadas, a pesar de la presión de todo el Universitario, anotaron Desirée Monsiváis, Mariana Cadena y Rebeca Bernal, por lo que las tres fallas de las auriazules fueron su tumba. Primero Nancy Antonio disparó y con la mano derecha Godínez la mandó al travesaño para que ese balón no entrara; después Lizbeth Ovalle quiso tirar un poco centrado y le adivinaron para atajar; por último, la esperanza era Nayeli Rangel, pero puso el balón en el poste para que la tanda culminara 3-1 a favor de las albiazules.

Por admin

Deja un comentario