Continuando con la pregunta de si Sergio “Checo” Pérez podrá llegar a ser Campeón Mundial de Pilotos en la máxima categoría; en el entendido de que es meramente una práctica común entre los comentaristas o aficionados intentar pronosticar un resultado.

Es emocionante y lo es más si llega a haber algo de por medio como una apuesta ¿Cierto?
Igual podremos acertar cuando las probabilidades son muy altas. Aun así, ¿Quién puede predecir el futuro? Sabiendo esto, entonces sigamos en el juego de augurar los resultados del juego.


¿Realmente, “Checo” suma las características para alcanzar la corona mundial? Hoy lo puedo decir: ¡Sí! Si tiene posibilidades. Les confieso que cuando Sergio llegó a la F1 dije, en ese momento, que no sabría si llegaría algún día al título mundial. Dudé, no sólo por dudar, sino porque habría que esperar a ver la madurez que mostraría para sortear el “exquisito ambiente” del gran circo (dólares incluidos) y la más importante característica, humildad para ser un grande. Hoy, el panorama está muy claro. La personalidad de Sergio es la de un grande como lo fue Pedro Rodríguez.

Pilotos F1


Decíamos en nuestra anterior columna que: primero, amén de un motor confiable y potente, Red Bull tendrá que presentar un monoplaza lo suficientemente competitivo para vencer a los Mercedes, apuntando que en este desarrollo, interviene el piloto. No todos los pilotos tienen la virtud de “hacerse uno” con el auto para entenderlo y la claridad para transmitir a los ingenieros los detalles a corregir, alcanzando la puesta a punto óptima en cada carrera. Sabemos de estupendos desarrolladores, entre otros, Jim Clark, Emerson Fittipaldi, Sir Jackie Stewart, Niki Lauda, Ayrton Senna (tal vez el mejor), el mismo Lewis Hamilton.

Sergio Pérez tiene esta virtud, así que, ponemos ya dos puntos a su favor. Y los pilotos tengan la solución, en ocasiones no nos es notorio ya que el equipo llega a carecer de la solución ($$$) y después debido al diseño del chasis o la carrocería de la versión a correr en la temporada, que por más que le hagan, de origen simplemente no anda. Para esto, los diseñadores ya habrán probado la aerodinámica en el túnel de viento y carrera a carrera lo van mejorando.


Sergio “El Toro” Pérez, mote que se me ocurre en el instante que escribo estas líneas y con el que me tomo la confianza de calificarle en tanto sea piloto de Red Bull Racing, no es apodo que no se adecue al carácter y personalidad que ha mostrado “Checo” en sus 25 años como piloto y diez en la máxima categoría del automovilismo mundial, siempre y desde su debut en la F1, así como desde sus inicios cuando niño en los Go Karts, Sergio ha dado muestras de un gran espíritu combativo, capacidad al volante y de piloto triunfador. Tres puntos a su favor.


De siempre, valga la comparación, ha batallado como un toro de gran casta. Basta recordar su carrera de debut (Australia 2011) en la que recibió la bandera a cuadros en la séptima posición, impresionando por la eficaz gestión de los neumáticos y aquí, el cuarto punto a su favor, especialmente en la actualidad por la delicadeza de los compuestos que presenta el proveedor.

En aquella carrera, fue el único piloto de la competencia en hacer menos de dos paradas. Sin embargo, al final los coches de Sauber fueron descalificados por infringir los reglamentos técnicos.
Y luego, aquellas tres carreras del 2012 en su segunda temporada, manejando el Sauber que el mismo con su talento y el resto del equipo llevaron a un estupendo rendimiento. Pero de esto y otros puntos más platicaremos en la próxima. Si tiene algo que comentar, no lo duden, el espacio para hacerlo está unos espacios abajo. ¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *