Jaime David Gómez Munguía, más conocido como El Tubo Gómez, nació el 29 de diciembre de 1929. Fue un futbolista mexicano que jugaba en la posición de portero. Nació en Manzanillo, Colima. Militó y se volvió ídolo en las Chivas Rayadas de Guadalajara. Jugó en la época del Campeonísimo donde consiguieron 7 títulos en un lapso de 9 años.

Se le recuerda por la siguiente anécdota, era el 24 de abril de 1955 y se disputaba el Clásico Tapatío entre las Chivas Rayadas del Guadalajara y los Rojinegros del Atlas, recién ascendidos a Primera División. En los primeros minutos de ese encuentro, el Guadalajara ya ganaba 3-0 a su odiado rival, lo que ocasionó que los aficionados del Atlas comenzaran a meterse con el portero rival, fastidiado de tanto insulto, se desquitó a su manera.

Algo que que evidenciara la falta de futbol de su equipo. Fue así que tuvo la idea de pedir una revista, sentarse sobre el césped, recargarse en uno de los postes de su portería y comenzar a leer. De esa manera quería burlarse de la falta de llegada y tino de los delanteros del Atlas.

El árbitro no vio la ocurrencia del Tubo, pero sí los fotógrafos que cubrían el encuentro y, por supuesto, los aficionados. Guadalajara terminó ganando aquel partido con un humillante 5-0. Pero más recordada es la imagen que quedó registrada para los anales de la historia como un gesto totalmente antideportivo y provocador, pero también gracioso. Sin duda, fue una muestra del odio deportivo que existía entre Chivas y Atlas. Gómez fue parte de aquel histórico Guadalajara apodado ‘Campeonísimo’ (donde también jugó Chava Reyes), ya que ganó una buena cantidad de títulos nacionales e internacionales (7 títulos en un lapso de 9 años). El Tubo jugó en Guadalajara de 1949 a 1964, siendo uno de los grandes símbolos de la institución.

Falleció el 4 de mayo de 2008, en Guadalajara

Por admin

Deja un comentario