México es un ocasiones el país del surrealismo, de lo kafkiano y el fútbol no se libra de ello, ahora además de liguillas amañadas, torneos cortos para sacar más dinero, corrupción, no descenso y multas millonarias para seguir aunque tengas el cociente en contra, ahora se suma la negligencia del personal de mantenimiento a nivel de cancha.

Unai Bilbao sufrió una impresionante lesión durante el encuentro entre Necaxa y Atlético San Luis por la jornada 2 del Guard1anes 2021, el resultado es lo de menos en un juego de relleno, de equipos «chafas», lo sobre saliente fue eso que paso: después de disputar el balón con el delantero Nicolás Ibáñez, el ibérico se lesionó con la publicidad.

El defensor español cayó cerca de la línea de meta cuando corría el minuto 75 de este duelo molero botanero, se abrió la rodilla con una parte metálica de la lona publicitaria que allí se encontraba, parecido a un alambre que dejó expuesta la grasa o el hueso!

Luis Ángel Malagón, portero necaxista, se acercó a su compañero y llamó al cuerpo médico de su club debido a que este ni siquiera había notado la gravedad de su lesión hasta que su compañero se la hizo ver y provocó su preocupación. Bilbao fue atendido y comenzó a llorar mientras esto sucedía, posteriormente, salió en el carro de asistencia para curar la herida y ser suturado. La sanción de facto es que el estadio quedó vetado, precisamente ahora que estaba abierto al público en plena pandemia.

Por admin

Deja un comentario