Desde hace dos años y medio la amazona Martha Fernanda Del Valle Quirarte decidió salir de México para ir detrás de un sueño llamado Juegos Olímpicos, mismo que está por cumplir en Tokio 2020, en la modalidad de adiestramiento, pero que para lograrlo tuvo que enfrentarse a grandes retos como estar lejos de casa y foguearse a nivel internacional. 

Desde hace casi 28 años, los caballos han sido parte de la vida de la originaria del estado de Hidalgo, de los cuales, los últimos 14, los ha dedicado completamente al adiestramiento a lomos de su equino Beduino Lam, con el que asistirá a la que será su primera justa veraniega. 

«Esta clasificación llega en un momento muy bueno para mí», reconoció la amazona, quien actualmente se prepara en Portugal tras haber sumado actividad en Alemania y Wellington; los sacrificios, dijo, como estar alejada físicamente de su familia, han valido la pena. 

«Empecé a montar a los cinco años, los caballos siempre han formado parte de mi vida y salí de México porque estoy atrás de un sueño, tenía claro que no sabía cuándo iba a regresar, salí buscando esa clasificación a Juegos y con la idea que tenía que estar fuera de mi país porque desgraciadamente ahí estamos todavía muy limitados para competencias internacionales y, para poder clasificar y prepararse para eventos de esta magnitud, tenía que irme aunque extrañara a mi familia, mi casa y mi gente», detalló.

Por admin

Deja un comentario