Por Jaime Estrada vidaboxeo@cox.net

Que paradójico es que “Canelo” siendo el pugilista más pequeño sea prácticamente el terror de los pugilistas más grandes, de mas ventaja en alcance y mas libras al momento de subir al ring al zarandeo, y los resultados que los hace verse imberbes, aunque el ruso que obtuvo oro para su país en su pase por los amateurs, no tiene tanta lona recorrida en combates de calidad en lo profesional,  (en total 19 victorias con 11 cloroformos sin mancha), pero se diga lo que se diga, se sacó la lotería al tener la gran oportunidad de echarle el guante al tapatío, y si piensa que no deberían de ponerlo abajo en los momios, aunque lo piensa bien y le conviene, para dejar a todos con la boca abierta cuando abaje del ring con el brazo en alto, bueno, ese es su plan, pero de plano Saúl anda bien crecido y como ruleta rusa sube de mediano a supercompleto y viceversa, es algo que pocos atletas se pueden dar el lujo y aunque si tiene su base de detractores son mas el grupo que admira sus logros y eso dice que lo motiva a seguir con sus retos pendientes antes del tiempo de colgar los guantes en el closet.

Y si tienen reservado viajes de Guadalajara para el día de la pelea les anticipo que en el aeropuerto habrá demoras de varias horas y no por el clima ni por fallas mecánicas, sino que toda la gente de la alta sociedad, (o sea millonetas) tienen sus vuelos listos y la gente no puede decir ni pio porque donde manda capital billete no gobierna marinero obrero. Y Saúl Álvarez no es el general Ignacio Zaragoza, ni  el presidente Benito Juárez, pero si ha pasado los límites de la idolatría colectiva y desde que se firmó la riña. ya andan propios y extraños alborotados con ansias que llegue el día, y sin lugar a dudas los ojos del mundo, en especial de los mexicanos estarán pendientes para respaldar desde sus trincheras (sus corazones) que le vaya bien a Canelo en su intento de volver a ser campeón de las 175 libras sin rascarle ni una onza, para que no digan después que hubo ventaja de deshidratación. Nada de eso señor. Arte Joe Serrat

La pura neta ya se dijo hasta el color de los calzones de cada contrincante para la pelea del 7 de mayo en el T-Mobile Arena que es prácticamente la casa de Canelo quien es el rey de la fecha conmemorativa de la Batalla de Puebla y el evento le queda como anillo al dedo porque llegara como rival a la selva semicompleta  en poder de Bivol monarca AMB y de nacionalidad ruso, pueblo que no es visto con buenos ojos por su obsesión de destruir Ucrania. Pero sin salirnos del tema del tapatío se hablan mucha maravillas y un porcentaje de peste, o sea se dice de sus lujos desmedidos, de sus amores, sus aventuras pasajeras, sus autos de colección de su altruismo y su popularidad sigue acrecentándose a pasos agigantados sobrepasando el límite de cualquier línea trazada en el deporte de las chatas y orejas coliflor.

También se habla que es un tipo limpio, que se la pasa preparándose a conciencia para que por condición no quede su esfuerzo en el ring, hasta la fecha la suerte le sigue sonriendo y sigue ganándole a tipos más grandes y Dmiry Bivol es solo un obstáculo y quiera comprobarle al mundo que su rival si es humano y que si lo puede derrotar  para seguir buscando la grandeza en la inmortalidad del boxeo, poco sabemos del ruso  que está invicto en 19 victorias y muy contento de compartir el escenario violento con el monstruo del momento en el ambiente del boxeo. Y como dijo aunque el tapatío sea el más bajito siempre dice lo mismo si se le pregunta, que no los va a cargar, sino a demoler. Y ya hay muchos rumores que de salir Canelo con el brazo en alto en esta ocasión su siguiente rival será nada menos y nada más que Gennady Golovkin el 16 de septiembre para completar la trilogía de impacto. La llegada de bienvenida oficial será el próximo martes 3 de mayo y aquí estarnos informándoles de todo en este mega evento que será trasmitido por DAZN. 

Por admin

Deja un comentario