La campeona de para powerlifting en los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016, Amalia Pérez Vázquez se prepara para concluir con su proceso de clasificación a Tokio 2020, en la última parada del serial de Copa del Mundo 2021, que se llevará a cabo del 19 al 26 de junio, en Dubái, Emiratos Árabes.

“Me siento muy motivada, preparando todos los entrenamientos que nos faltan y el proceso que todavía nos falta. En Dubái ya tendría la clasificación, toda la disciplina de para powerlifting cierra con Dubái y espero cerrar con broche de oro”, señaló la ganadora de cinco preseas paralímpicas.

La campeona de los Juegos Parapanamericanos Lima 2019, quien se encuentra rankeada entre las mejores cuatro del mundo, destacó que le entusiasma representar de nuevo a México, ante las mejores competidoras del orbe.

“Estoy feliz de representar a nuestro país, dar una vez más un ejemplo para las mujeres, para las nuevas generaciones, inyectarles ese entusiasmo y, lo que tengo como consigna, que el deporte es salud, te motiva, es autoestima, es una forma de transformarte definitivamente la vida”, dijo.

La pesista de silla de ruedas, quien se prepara bajo la supervisión del entrenador Enrique Alvarado, tiene programada su salida a Dubái para el 14 de junio.

Respecto a las posibles contrincantes que se encontrará en la Copa del Mundo, tras más de un año sin competir, resaltó que Dubái será una antesala a los Juegos Paralímpicos de Tokio, Japón.

“Ya tenemos visualizadas a las rivales, hemos estado cuidando cómo han estado evolucionando, cómo han estado asistiendo a todos los filtros que nos ha pedido el IPC (Comité Paralímpico Internacional), sin embargo, ya vimos que ni China, ni Egipto, ni Nigeria se han presentado, también se guardaron hasta el último momento, así que yo creo que nos encontraremos ahí, sería el preámbulo rumbo a Tokio y creo que eso me motiva más para hacer un buen papel en Dubái”, explicó.

Por último, la atleta, quien asistiría a su sexta cita en la máxima justa del deporte adaptado, reconoció que la pandemia de covid-19 le ocasionó altibajos, pero nunca un cambio en sus metas y objetivos.

“Creo que con esta pandemia tuvimos altibajos, desafortunadamente hubo decesos familiares por esta situación, y por muchas circunstancias que hemos vivido, sin embargo, los sueños, los objetivos, las metas no mueren, continúan, siguen adelante. Este año tuve una operación de vesícula y por recomendación médica y del entrenador no creo dar todo en estos momentos, pero debo cuidar la clasificación y seguramente en Tokio tendrán lo mejor de Amalia”, puntualizó.

Por admin

Deja un comentario