Bajo estrictas medidas de prevención y seguridad sanitarias, entre ellas tres exámenes PCR (dos previas a la salida y una más a en territorio japonés), van llegando a la Villa Olímpica los integrantes de la Delegación Mexicana que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Medidas de prevención y sanitarias se han implementado de manera cada vez más estrictas ante la presencia de la pandemia del coronavirus mundial que aplazó un año la celebración de la máxima fiesta deportiva y el incremento reciente de contagios entre la población local que dio como resultado la declaración del cuarto estado de emergencia decretado por el Sector Salud y Gobierno Japonés.

Desde antes de la salida con destino a Tokyo, sede de los Juegos Olímpicos, a los integrantes de la Delegación Mexicana se les instruye para para que se realicen obligatoriamente dos exámenes PCR, uno de 96 horas y otro más reciente de 72 horas en el laboratorio de Medica Sur, patrocinador oficial del Comité Olímpico Mexicano (COM).

Ya en el aeropuerto de Tokyo inicia de nuevo el chequeo, hasta se pondría rigorista de la documentación correspondiente de cada pasajero, para luego dar paso al tercer examen PCR que consiste en depositar cierta cantidad de saliva en un envase. Después de su análisis, en el laboratorio instalado por autoridades del Sector Salud y del gobierno de Japón, así como todos los estrictos protocolos, si el resultado es negativo, continúa su camino el examinado, si llega a ser positivo el testado, es apartado del grupo y puesto en observación en instalaciones destinadas para esos casos, entre ellas, hospitales Covid-19.

Es importante mencionar qué, para entonces, han trascurrido por lo menos cuatro horas desde la llegada a la capital de Tokio hasta la finalización de este proceso, pero aún falta la validación de acreditación y migración. En resumen, se podría decirse que todo este proceso alcanzara las 5 horas desde el aeropuerto, de donde trasladan a los atletas, entrenadores y delegación y equipo multidisciplinario a la Villa Olímpica, que se encuentra a una hora y 10 minutos, sin contar con el tráfico vehicular.

En fin, los protocolos se convierten en un largo peregrinar, que si se quiere alcanzar la gloria olímpica, bien vale la pena pasar por eso y mucho más por verse en el podio de los vencedores.

Por admin

Deja un comentario