El Muro Olímpico en el Comité Olímpico Mexicano (COM) muestra hoy los nombres de una generación dorada en la que Oribe Peralta Morones tiene un lugar especial, pues sus dos goles fueron clave para poner a nuestro país en lo más alto del podio en unos Juegos Olímpicos en la edición de Londres 2012. 

Hasta el momento, ese histórico resultado de 2-1 ante la selección de Brasil con un Tri dirigido por Luis Fernando Tena, es el máximo triunfo nacional en una justa veraniega en el futbol; apenas el año pasado, en Tokio 2020, el cuadro mexicano quedó tercero tras vencer 3-1 al país anfitrión. 

El 11 de agosto del 2012 el histórico Estadio de Wembley fue testigo de tal hazaña, cuando la oncena nacional venció a los favoritos para llevarse el oro con una escuadra conformada por José de Jesús Corona, Israel Jiménez, Hiram Mier, Diego Reyes, Dárvin Chávez, Héctor Herrera, Carlos Salcido, Jorge Enríquez, Javier Aquino, Marco Fabián y el propio Peralta. 

Cómo olvidar el primer gol de Oribe a los 28 segundos de iniciar el encuentro, más que un sueño en una final en la que se mantuvo a raya al rival comandado por figuras como Neymar Jr. y Marcelo; llegó el minuto 75 y Peralta volvió a brillar. Fue hasta el tiempo complementario, al 91, cuando Brasil descontaría por conducto de Hulk para el histórico 2-1. 

Peralta anunció su despedida del profesionalismo el 12 de enero pasado tras su debut en el 2003 a los 19 años, y dijo adiós precisamente el día de su cumpleaños 38; de aquel once titular en Wembley suman ya cuatro retirados: el lateral derecho Israel Jiménez, el lateral izquierdo Dárvin Chávez, así como el mediocampista Carlos Salcido. 

En su trayectoria olímpica, el delantero coahuilense anotó cinco goles: uno en fase de grupos ante Suiza, otro más en semifinales contra Japón y los dos de la final para cerrar con cuatro tantos en Londres 2012; en Río 2016 sumó uno más en el duelo contra Alemania. 

En total, México logró ocho medallas en la justa londinense: el oro de la Selección Mexicana, las tres platas de los clavadistas Paola Espinosa y Alejandra Orozco, así como Germán Sánchez e Iván García en la plataforma 10 metros e igual Aída Román en tiro con arco; además, cuatro bronces por conducto de la también clavadista Laura Sánchez en trampolín 3 metros, uno más de la arquera Mariana Avitia, para cerrar la cuenta con la taekwondoín María del Rosario Espinosa (+67 kg) y la halterista Luz Acosta (75 kg). 

Así fue la segunda mejor actuación de la delegación nacional en unos Juegos Olímpicos (en México 1968 se conquistaron nueve metales) y ahora, con el adiós de Oribe, su leyenda se extiende. 

En su video de despedida, el delantero de oro mexicano dijo: “Fue gracias a un balón que encontré mi rumbo” y también el que guío a un grupo de medallistas que hoy está enmarcado en letras doradas en el Muro Olímpico. 

Equipo dorado 

Porteros: José de Jesús Corona y José Antonio Rodríguez 

Defensas: Israel Jiménez, Carlos Salcido, Diego Reyes, Néstor Vidrio, Miguel Ponce, Néstor Araujo, Hiram Mier y Darvin Chávez 

Medios: Héctor Herrera, Javier Cortés, Marco Fabián y Jorge Enríquez 

Delanteros: Oribe Peralta, Giovani dos Santos, Javier Aquino y Raúl Jiménez 

Director técnico: Luis Fernando Tena 

Por admin

Deja un comentario