Todos conocemos la vieja historia contada por la biblia donde el pequeño campesino David derrota al guerrero Goliat, es una historia que en el deporte se puede ver reflejada de muchas maneras y en esta semana 8 de la NFL la pudimos presenciar en varios encuentros.

Primero el jueves por la noche no se sumó a estas historias con un duelo poco atractivo entre los Potros de Indianápolis y los Jets de Nueva York que tenían en Mike White la esperanza de otra victoria milagrosa, lamentablemente sufrió una lesión en el brazo que lo orilló a la banca el resto del juego dándole los controles a Josh Johnson que tuvo una gran noche pero no fueron suficientes sus números frente al dueto por tierra rival de Nyheim Hines y Jordan Taylor que brilló en las luces de jueves por la noche con 172 yardas terrestres y 2 anotaciones en su victoria 45 a 30.

Para arrancar los juegos del domingo dos equipos con récord perdedor los Delfines, sin Tua Tagovailoa, recibieron a los Texanos de Houston que contaban con el regreso de Tyrod Taylor, pero no fue suficiente el regreso del mariscal de campo titular de Houston ya que salieron de Miami con una derrota más en esta temporada.

Atlanta y Nueva Orleans se enfrentaron en un duelo del sur de la nacional, los Halcones han venido de menos a más en esta temporada y lo demostraron una vez más con la versatilidad ofensiva que Cordarelle Patterson le ha dado a su ofensiva. Algo que Matt Ryan disfruta y les terminó por dar la victoria a pesar del increíble regreso de los Santos que anotaron 22 puntos en el último cuarto.

Patriotas y Panteras se medían en un partido de equipos con récord de 4-4, una vez más el novato Mac Jones demostró su capacidad en los controles de la ofensiva de Bill Bellichick para dar un buen juego, mientras que del otro lado Sam Darnold está mostrando los signos de inconsistencia que enseñó en su etapa con los Jets con 3 intercepciones.

Los Cuervos recibieron a los Vikingos para un duelo que tuvo de todo, al final parecía que la victoria sería para el equipo de Minnesota, pero apareció la magia de Lamar Jackson para llevar a Baltimore a tiempo extra donde ambos equipos tuvieron la oportunidad de ganar. Finalmente Justin Tucker selló la victoria para la parvada que se pone en la cima de la división norte de la americana.

Los Cargadores sufrieron de más para llevarse la victoria frente a unas aguerridas Águilas que iban ganando el duelo hasta el último cuarto cuando Herbert y su ofensiva despertaron para poner 11 puntos en el marcador que Jalen Hurts y los de Filadelfia ya no pudieron remontar quedando a escasos 3 puntos del empate sin tiempo en el reloj.

Jordan Love vio su primera oportunidad en los controles de la ofensiva de Green Bay pero enfrente tenía a unos siempre peligrosos Jefes de Kansas City quienes sin dar un buen juego hicieron lo suficiente para ganar. Se mostró que Rodgers es más necesario para ese equipo de lo que se pensaba ya que hace una semana cuando la situación fue a la inversa (Rodgers sin receptores) pudieron arrebatarle el invicto y en esta ocasión no pudieron ganar en Lambeau frente a una gris versión de Kansas.

Hablando de Arizona, esta semana sufrieron las bajas de De’Andre Hopkins y Kyler Murray para enfrentarse a los 49’s que recuperaban a George Kitlle, el veterano Colt McCoy dio un gran duelo para llevar a los Cardenales a su octava victoria de la campaña mientras San Francisco cayó al fondo de una de las divisiones más peleadas en la NFL al tiempo que Arizona reafirma el liderato de esa misma división.

Llegamos a los partidos de David y Goliat, el primero fue el duelo entre los equipos de la división norte de la americana que enfrentó a Cincinnati y Cleveland pintaba para que los visitantes fueran la víctima, pero los Browns dieron cátedra en la defensiva conteniendo a Burrow, Chase y Mixon además de un buen trabajo de Baker Mayfield y el gran duelo que dio Nick Chubb en su regreso. Al final parece que el equipo no extrañará a OBJ tras ganar frente a los Bengalíes por una diferencia de 25 puntos.

En otro duelo de underdog los Broncos viajaron a Dallas para medirse a los Vaqueros que rendían tributo a sus fuerzas armadas con una línea roja en su casco, pero no pudieron con el equipo de Denver que se mostró sólido a la defensiva y explosivo con Tim Patrick por aire y Javonte Williams por tierra sumando su quinta victoria de la campaña.

Otra historia similar se dio cuando los Gigantes recibían al equipo de Las Vegas en la gran manzana, unos Raiders que habían demostrado que iban en serio esta campaña pero los Gigantes decidieron mostrar que cuentan con un buen arsenal defensivo y con la potencia de brazo de Daniel Jones para ganar al final 23 a 16.

En Jacksonville se dio la mayor sorpresa de la semana cuando los poderosos Bills de Josh Allen se enfrentaron a los Jaguares y la defensiva de Josh Allen, así es. Josh Allen, el linebacker #41 de Jacksonville superó a su homónimo más conocido de Búfalo capturando, interceptando y recuperando un balón que al final fueron de enorme importancia para vencer al equipo que se encontraba en el liderato de la conferencia americana. Este partido tuvo otra peculiaridad, solo se anotaron goles de campo. 

El domingo por la noche presentó un juego muy atractivo entre la mejor defensiva de la NFL en los Carneros de Los Ángeles y los Titanes de Tennessee que no tendrán a Derrick Henry por varias semanas por una fractura en el pie. Contra todo pronóstico los Titanes mostraron una defensiva poderosa que mantuvo a raya a Matthew Stafford que cometió errores que se tradujeron en 14 puntos en el segundo cuarto par tomar una ventaja que los de la ciudad de la música no soltarían, ambos equipos se colocan con 7-2

La jornada cerró con un duelo que en papel tenía a los Acereros venciendo cómodamente a los Osos en un duelo entre conferencias, el equipo de Pittsburgh tomó ventaja de diez puntos, errores en equipos especiales y un buen trabajo defensivo le dio la oportunidad a Chicago de remontar y Justin Fields no iba a desaprovechar la oportunidad, pero con tiempo en el reloj regresó el “Big Ben” de años anteriores y puso a los de blanco y amarillo en posición de gol de campo para que Chris Boswell le diera la ventaja momentánea a los locales, Fields pudo poner a los Osos en posición de un gol de campo muy largo que Cairo Santos no pudo concretar dando la victoria a los Acereros.

La semana 10 traerá más emociones, más sorpresas y grandes duelos para una semana que puede ser trascendental en la búsqueda de los equipos por un lugar en playoffs. 

Carlos Arturo Ávila Díaz

Por admin

Deja un comentario