Desde el inicio de la LFA hasta estos años de desarrollo se han escrito varias historias de valor que han dado cierta identidad a los equipos y a la liga. Es una clase de contexto imposible de ignorar y aunque las referencias tengan un toque de comedia también tienen un poco de realidad.

Un ejemplo claro está con Condors quienes señalan que ellos fueron el “Cleveland Browns” de la LFA en sus principios, pues no lograban muchas victorias, referencia que culminó cuando consiguieron el campeonato en el Tazón México IV venciendo 20-16 a Raptors, los cuales también se ha hecho de una comparativa con otro equipo, ajeno a la liga (e inclusive del football).

Raptors ganó una etiqueta un tanto incómoda, ya que al haber disputado tres finales y que en ninguna lograra el campeonato, se ha hecho la referencia que son el “Cruz Azul” de la LFA y aunque se afirma que no hay fantasmas del pasado en el equipo el trago amargo existe así como el deseo de lograr el objetivo ¿Qué tan cerca pueden estar ahora?

En la primera final participaron los dos equipos mejor preparados y coacheados en el debut de la LFA. En el Tazón México III fue un duelo altamente defensivo y errores que sentenciaron a la furia verde. En último tazón existieron ciertos momentos inclinados hacia la Legión Cóndor; quizá la derrota más dolorosa para los verdes.

En el 2020 estaban siendo un equipo altamente competitivo, a pesar de las bajas que tuvieron a la ofensiva con la lesión de su quarterback titular, Bruno Marquez (número 13), sin embargo consiguieron calificar como la segunda mejor ofensiva y la mejor defensiva de la liga, pero creo que nadie habló lo suficiente de ellos. ¿Se estaban perfilando para una final? Nadie lo sabrá debido a la cancelación del mejor año para el football (en general).

Si las piezas se acomodan correctamente Raptors puede tener todas las gemas del infinito para lograr ese campeonato que tanto han soñado.

Una combinación de veteranos, llenos de experiencia y la juventud de varios jugadores en posiciones clave (con historial ganador en sus años de liga mayor) para construir una mentalidad competitiva. Sumado esto, el deseo de regresar a los campos y el incentivo que algunos estarán en su año de despedida; sin olvidar el talento que se podrá unir en el Draft del 2022.

Esta pretemporada es una etapa en la que el head coach, Guillermo Gutiérrez, podrá acomodar todas las piezas que posee para darle “play” a la mejor versión de la furia verde y si nos vamos con algunas supersticiones podemos pensar que si el Cruz Azul logró romper su maldición, en teoría también es el momento para que Raptors se corone campeón, pronto.

Por admin

Deja un comentario