Si un sueño individual tiene fuerza, es el doble de fuerte cuando conquistas una medalla olímpica de la mano de tu hermana, es el caso de Elsa e Hilda Amézaga Harfuch, las poblanas que se ganaron el corazón de los Juegos Olímpicos de Múnich 1972.

Las invitadas a la Charla Entre Campeones compartieron sus experiencias en el programa “Entre Campeones”, que en esta ocasión fue totalmente “Entre Campeonas” al platicar con Yadira Lira Navarro Directora del Instituto Poblano del Deporte sus anécdotas. Bajo la conducción del periodista especializado Antonio Abascal, las poblanas recordaron que junto con Herlinda Sánchez fueron parte del último equipo mexicano de gimnasia que compitió en todas las categorías de gimnasia artística en los Juegos Olímpicos de la nación germana.

Fueron muchas horas de trabajo para llegar a selección nacional, coincidieron en señalar. Durante la trasmisión por la página de Facebook del organismo, destacaron que aun con nuevas tecnologías, evolución de los aparatos y nuevas técnicas, el ser un atleta olímpico ya sea del siglo XX o XXI nunca ha sido fácil.

Durante la remembranza, mencionaron a Jorge Pérez Lima entrenador de gimnasia del Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec, quien empezó a trabajar en 1952 y fundó la Asociación Poblana de Gimnasia, en 1959 comenzó la rama femenil, Puebla por primera vez organizó en ese año un nacional. Fue este entrenador quien preparó a sus alumnas para Múnich 72, en ese añao se foguearon en muchos eventos internacionales, incluso Pérez Lima pagó de su bolsa para viajar a esas competencias, porque el gobierno no los apoyó.

En 1977 se fundó la Escuela Estatal de Gimnasia Femenil en el CENCH, participaron en campeonatos y juegos miniolímpicos. Las hermanas fueron fundadoras de esta escuela, en contraste, actualmente son entrenadoras y comparten sus experiencias con las nuevas generaciones.

Elsa Amézaga actualmente radica en la Ciudad de México, tras dejar de ser gimnasta en activo, tomó cursos de jueceo durante 17 años, de 2002  2019, tiene carnet de Juez Nacional II, ha cursado varias clínicas y cursos avalados por organismos internacionales y nacionales, no sólo de gimnasia artística, también de trampolín. En su nueva faceta como formadora, ha estado presente en campeonatos dentro y fuera del país. Su compromiso con esta disciplina ha sido tal que fue Presidenta de la Asociación Poblana de Gimnasia A.C de 1979 a 1983, también fue asesora técnica de los cronistas deportivos de Televisa.

Mientras que Hilda vive en Boca del Río Veracruz, ciudad en la cual dirige un gimnasio, también se actualiza constantemente con cursos y clínicas, acompaña a sus alumnas a competencias nacionales y mundiales en gimnasia de Trampolín.

Junto con su hermana, fueron tomadas en cuenta por la escritora América Soto en el libro “Mujeres Poblanas”, una recopilación de biografías de féminas destacadas de la entidad

Por admin

Deja un comentario