Lo que un futbolista varón gana al día en la Liga MX equivale a un salario mensual en la Femenil, donde los pagos son paupérrimos, miserables, a veces ni siquiera tienen vestidores, tienen que cambiarse «al aire libre».

Les pagan entre dos mil 500 y cuatro mil pesos al mes, con eso es imposible mantenerse sólo a la práctica deportiva, Daniela Pulido, quien hasta esta temporada jugó para Chivas Femenil, se unió a los cientos de quejas de jugadoras mal pagadas, discriminadas, incluso acosadas por dedicarse al antiguamente llamado, «juego del hombre».

La exjugadora del Guadalajara aseguró que «cuando le fue bien» le pagaban 4 mil pesos al mes, mientras que en un inicio recibía apenas 2 mil 500, dinero para transportarse a los entrenamientos, impensable adquirir un auto.

En esta liga profesional a cuatro años de iniciar, muchas futbolistas deben seguir con sus estudios y no faltar a entrenamientos. En muchos equipos no les dan ni agua para hidratarse durante los entrenamientos, ni un nutriólogo que las ayudara con su alimentación, no tienen canchas propias para entrenar. Algunas foráneas tienen que pagar rentas y comidas, porque sus clubes no se los dan.

Si de transportación se trata, las condiciones son peores, en 2019  jugadoras de Centellas del Necaxa tuvieron que viajar durante 10 horas en autobús de Aguascalientes a la Ciudad de México y jugar contra América una hora después de llegar, porque su directiva no quiso pagar avión u hospedaje en la capital.

Cuando tienen buenos resultados no hay bonos o por lo menos no tan buenos como a sus compañeros de género masculino, lo más que les dan son teléfonos móviles.

Abismo salarial internacional

La liga de futbol femenil mejor pagada es la D1 Feminine, de Francia, cada jugadora percibe 49 mil 782 dólares anuales, lo equivalente a unos 936 mil pesos, es decir, casi 78 mil pesos al mes.

Son las mejor pagadas, aún así ganan menos que sus compatriotas. El sueldo promedio de los hombres por cada torneo, un millón 227 mil dólares. Ellas ganan en un año apenas el 4% de lo que reciben ellos.

En el caso de la Frauen-Bundesliga, de Alemania, el sueldo promedio anual de cada jugadora es de 43 mil 730 dólares, equivalentes a unos 822 mil pesos, más de 68 mil pesos mensuales. Los hombres de la Bundesliga perciben un millón 631 mil dólares por torneo jugado. Ellas ganan apenas el 2.38% de esa cantidad.

Respecto a la Liga estadounidense, la NWSL, las jugadoras tienen ingresos anuales promedio de 27 mil 54 dólares, unos 42 mil 409 pesos mensuales. Los jugadores hombres de EU tienen un ingreso promedio, por torneo jugado, de 327 mil dólares, situación que ha provocado que, en los últimos años, las jugadoras estadounidenses se unan para exigir mejores condiciones.

En el caso de la Liga MX femenil, según el mismo estudio, el sueldo promedio mensual de las jugadoras es de 3 mil 420 pesos, apenas el 0.63% de lo que ganan los hombres. En la Primera División de México, el sueldo mensual promedio para ellos ronda los 540 mil 456.50 pesos, y los que menos ganan perciben como mínimo 25 mil pesos mensuales.

No solo hay brecha en los sueldos de hombres y mujeres, si no que ellas, las jugadoras profesionales en México, tienen un ingreso promedio inferior al Salario Mínimo que es de 3 mil 696 pesos mensuales (123.22 pesos diarios).

Liga MX femenil, la peor pagada

De las 12 ligas femeniles profesionales (de diversos deportes), la Liga MX Femenil ocupó el último lugar por los bajos sueldos de las jugadoras.

FIFA machista

En el último Mundial femenil ganado por Estados Unidos. En dicho certamen, la FIFA entregó un premio de 30 millones de dólares para el equipo campeón, mismo que para la categoría varonil fue de 400 millones de dólares. Ante la diferencia tan evidente, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, prometió duplicar el premio para el próximo mundial femenil, en 2023. Pero incluso esa cantidad seguiría siendo muy inferior. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *