La tercera jornada del atletismo de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, inició para México con la participación de Diego Alán del Real Galindo, en lanzamiento de martillo, y Laura Esther Galván Rodríguez, en los mil 500 metros, en actividad que tuvo como escenario el Estadio Olímpico de la capital japonesa. 

En su segunda aparición en una justa veraniega, tras Río 2016, el neoleonés Diego del Real se presentó en el grupo A de la clasificación, en el que se enfrentó a representantes de Francia, Ucrania, Gran Bretaña, Turquía, Polonia, Moldavia, Comité Olímpico Ruso, Chile, Hungría, Estados Unidos, Bielorrusia, Grecia y Uzbekistán.

Del Real Galindo, arrancó con el primer lanzamiento fallido, pero en su segundo intento logró una marca de 73.32 metros; mientras que, en su tercera y última ejecución hizo 75.17 metros, resultado con el que culminó en la posición 10 del grupo A y 15 en la general, por lo que quedó fuera de la final, en la que estarán los mejores 12 de la especialidad.

Sobre su desempeño en esta justa olímpica, Diego del Real, comentó que se sintió en excelente forma, pese a la falta de competencias en la temporada, derivado de la pandemia por covid-19.

“Me sentía muy bien. La onda es que desperdicié el primer intento, empecé muy pasivo, producto de que no traigo ese ritmo competitivo, pero de ahí en fuera me gustó esa evolución que tuve, solo son tres lanzamientos, sabíamos que todos íbamos a estar pegados por centímetros”, compartió el deportista.

Agregó que el cuarto lugar que consiguió en Río 2016 se dio gracias al trabajo que venía haciendo.

“En Río fue diferente, porque venía de una serie de competencias, venía en otra dinámica competitiva y este año arañé lo que pude al final, es eso, el nivel competitivo, faltó desarrollarme al inicio”, dijo.

Por su parte, la atleta Laura Esther Galván Rodríguez, quien hace unos días realizó récord nacional en los cinco mil metros, participó en su segunda prueba en Tokio 2020: los mil 500 metros, competencia en la culminó en el lugar 12 de su heat eliminatorio, con un tiempo de 4:08.15, registro con el que no pudo acceder a la final.

“El objetivo era no despegarme del grupo, ir con el grupo; definitivamente corrí mucho por fuera, pero es a lo que te expones al venir a un evento de este tipo, nadie te va a ceder su lugar, tienes que buscarlo. Al principio intenté salir rápido, pero una de las chicas me empujó bastante fuerte, creo que quedó un poquito adelante de mí, y eso me sacó de onda, me fui para atrás”, detalló sobre la estrategia que implementó en la competencia.

Por su parte, la atleta Laura Esther Galván Rodríguez, quien hace unos días realizó récord nacional en los cinco mil metros, participó en su segunda prueba en Tokio 2020: los mil 500 metros, competencia en la culminó en el lugar 12 de su heat eliminatorio, con un tiempo de 4:08.15, registro con el que no pudo acceder a la final.

“El objetivo era no despegarme del grupo, ir con el grupo; definitivamente corrí mucho por fuera, pero es a lo que te expones al venir a un evento de este tipo, nadie te va a ceder su lugar, tienes que buscarlo. Al principio intenté salir rápido, pero una de las chicas me empujó bastante fuerte, creo que quedó un poquito adelante de mí, y eso me sacó de onda, me fui para atrás”, detalló sobre la estrategia que implementó en la competencia.

Por admin

Deja un comentario