Los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) derrotaron al Palmeiras de Brasil, flamente campeón de la Copa Libertadores 1-0 para pasar a la gran final, lo más seguro que sea contra el Bayern Munichs de Alemania, Campeón europeo, eso se decide éste lunes cuando se juegue la otra semifinal.

Fue al Minuto 52 cuando los de verde cometieron una falta evidente en el área chica para que el cobrador oficial de los regios André Pierre Gignac marcara bueno el penal con un tiro como dijeran los antiguos, fuerte, raso y colocado y aunque el guardameta de Palmeiras adivinó para donde estaba el balón, le fue imposible detenerlo.

Tan sólo un minuto después, otro desborde de Tigres llegó hasta territorio brasileño, el delantero de los amarillos fue derribado en área chica pero el arbitro no se atrevió a marcar otra vez la pena máxima, su argumento es que el defensa de Palmeiras punteó el balón antes y no hubo falta, ni siquiera recurrió al VAR.

Poco después los monarcas de Sudamérica quisieron reaccionaron con un gol de cabeza, sólo que cinco jugadores estaban en fuera de lugar, pero los abanderados se tardaron una eternidad en marcarlo.

El asedio contra el equipo mexicano continuaba, en el minuto 77 «el chaca» fue el salvador del empate, un balón filtrado a tierra de nadie pasó cerca de la portería de Nahuel Guzmán, no llegó él ni el atacante Luis Adriano, el chaca alcanzó a sacarla.

Después de esa jugada, el guardameta del equipo de Monterrey sufría una contractura, pero se repuso. Los minutos pasaban y el nerviosismo aumentaba, Nahuel hacía tiempo y lo amonestaron.

Para romper el ritmo, Ricardo «el Tuca» Ferreti hizo un cambio al 89, sacó a Meza por Dueñas y cuando el juego se reanudaba, hizo otro cambio, Fulgencio por el 23.

Hubo un tercer cambio, entró Sierra por Aquino que le dieron calambres. Todavía al minuto 98 ya en tiempo de compensación el portero de los brasileños Weberton se lazó al ataque y metió un cabezazo sin suerte para su causa.

Por admin

Deja un comentario