El subcampeón del mundo, no pude meterse ni entre los ocho primeros de la tabla al caer derrotado 0-1 ante los Diablos Rojos del Toluca que saltan al segundo lugar general, a la espera de lo que haga América.

Los felinos, ni con la renovación de Gignac, ni de Tuca, ni con el nuevo vicepresidente Mauricio Culebro mejoran. Han vuelto a ser los «chiquitigres», se les ve grises, poco aprietan, poco suman, y ahora se quedaron con once puntos, lejos de los punteros, y el Diablo resurgió después de dos juegos sin ganar y de la mano de Alexis Canelo, que llegó a ocho goles, logró llegar a 17 unidades.

El primer tiempo fue de los pupilos de Ricardo Ferretti al ser dueños absolutos del tiempo y forma, sin embargo generaron pocas oportunidades que pusieran en verdadero peligro a Alfredo Saldívar, sólo al final tuvo una jugada dramática cuando Carlos González remató en el área chica, propiciando la reacción felina del portero al que le pasó el balón por debajo del cuerpo pero alcanzó a reaccionar para evitar que éste traspasara la línea de gol.

Los escarlatas llegaron más portería contraria en la segunda parte, comenzaron los latigazos, los avisos, y los excesos de confianza de Nahuel Guzmán que casi le cuestan el gol. Rodolfo Salinas centró y Alexis Canelo le ganó las espaldas a Jesús Dueñas para rematar con la cabeza y marcar (54’).

Tigres se fue por todo, herido en su orgullo aventó todo su artillería, pero no encontraba y no encontró el marco, con fallas radicales de Diego Reyes, el Diente López y hasta del mismo Gignac.

Por admin

Deja un comentario