Este mes ha estado lleno de grandes momentos en el deporte, en unos días arrancan los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Además de que Italia fue campeón de la Eurocopa y finalmente Messi consiguió el tan ansiado título con Argentina. Alguien que sumó otra premiación a su ya brillante carrera es Tom Brady siendo galardonado por la cadena ESPN como atleta masculino del año.

El mariscal de campo de los Bucaneros de Tampa Bay consagró por completo su posición como uno de los mejores jugadores en la historia (si no es que el mejor) en ponerse un casco y unas hombreras en la NFL.

La temporada 2020 llegó con mucha incertidumbre, fuera de lo obvio, el veterano sorprendió a propios y extraños con el repentino cambio a un equipo que estaba en formación como Tampa y saliendo de una franquicia donde Bill Bellichick y el famoso Patriot Way fueron la base de sus éxitos en Nueva Inglaterra, algo que fue criticado en su momento.

Poco a poco como fue avanzando la temporada y crecieron las dudas alrededor de Brady, desde su edad, su estado físico, su preparación y la adaptación al equipo de Bruce Arians, pero todos sabemos cómo acabó esa historia. Pasamos de un error de novato donde se le olvidó la cuarta oportunidad a levantar su 7º Vince Lombardi superando a todas las franquicias de la NFL.

Rumbo a 2021 Brady ha mencionado que quiere acabar su carrera con 9 anillos en sus dedos (porque uno lo ocupa el de matrimonio) pero también que el final está cerca, aunque claramente tiene gasolina en el tanque. Con los pies en el suelo y tras obtener el campeonato Bruce Arians ya mencionó que el equipo de 2020 fue campeón, pero este 2021 no han hecho absolutamente nada ¿Qué podemos esperar de Brady y los Bucks para este año?

Por: Carlos Arturo Ávila Díaz

Por admin

Deja un comentario