Para la Federación Mexicana de Voleibol (FMVB), la primera etapa del Tour Mundial de Voleibol de Playa, que se celebró en Tlaxcala y que concluyó este domingo, representó el inicio de una nueva etapa en este deporte en México.

En entrevista con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), la FMVB dio a conocer el proyecto con el cual trabajará para fortalecer la modalidad de playa en el país con un grupo de jóvenes talentos que debutaron en este certamen.

Las duplas juveniles mexicanas de Atenas Gutiérrez/Celeste Ibarra y Juan Jesús Espinoza/José Ángel Cárdenas, así como Abril Cristina Flores Castro/María José Quintero Preciado son parte de esta nueva época del voleibol de playa.

“Hicimos cambios importantes, sobre todo en la rama femenil, en el cual se renovó por completo la generación de las jugadoras; son jóvenes para trabajar con ellas a largo plazo, no para París. Es un proceso nuevo con 19 o 20 años.

“Si bien en Río 2016 no estuvo la femenil y sí la varonil con Juan (Virgen) y Lombardo (Rodolfo), ahora en Tokio estuvieron José Luis (Rubio) y Josué (Gaxiola) y nos hemos quedado un poquito en el tema femenino en los últimos dos ciclos y justamente eso nos motivó hacer un cambio generacional”, explicó el presidente de la FMVB, Jesús Perales.

La idea de este proyecto, agregó, es que el sector masculino siga en ese nivel, mientras el femenino se fortalezca para el ciclo a Los Ángeles 2028 y dejar un poco el tema de extraer jugadoras de la modalidad de sala como se hizo en el pasado con elementos como Mayra Huerta, Bibiana Candelas, Martha Revueltas o Zaira Orellana.

“Eso fortaleció al voleibol de playa, pero eso también significó quitarle las mejores exponentes el voleibol de sala, como el caso de Bibiana Candelas, que tenía una proyección enorme en sala. Ella determinó con la Federación la aventura de dedicarse al voleibol de playa”, dijo.

Nueva generación se va con aprendizaje de Tlaxcala

La nacida en Coatzacoalcos, Atenas Gutiérrez, es una de las integrantes de este proyecto y que en esta primera etapa del Tour Mundial vivió la experiencia de estar entre las mejores de mundo.

“Fue una experiencia muy padre, independientemente de que sólo pudimos jugar un partido y de eso mismo juego aprendimos muchas cosas, tanto positivas como negativas de las cuales tenemos que aprender.

“Se dio pelea contra un equipo fuerte como España y son jugadoras buenas de alto nivel y eso nos ayuda mucho para ser nuestra primera competencia juntas. Creo que fue bueno y nos vamos satisfechas”, apuntó.

Gutiérrez hace dupla con Celeste Ibarra, originaria de Baja California, y luego de su asistencia en Tlaxcala, la próxima semana buscarán un mejor resultado en la segunda estación del serial del Tour Mundial, que se celebrará en Rosarito, Baja California.

Por admin

Deja un comentario