Soraya Jiménez Mendivil nacida en Naucalpan, el 5 de agosto de 1977, murió en la Ciudad de México, el 28 de marzo de 2013 de un infarto en su domicilio, a la edad de 35 años.​ 

Fue la primera mujer mexicana en lograrlo. Su trayectoria tuvo escándalos al hacerse pasar por universitaria, dopaje y problemas de salud.

Tras su memorable participación en Sídney 2000, Jiménez intentó continuar su carrera deportiva con miras hacia el siguiente ciclo olímpico, sin embargo debido a muchas lesiones y complicaciones de salud que ya la aquejaban su nivel competitivo que tenía disminuyó de forma considerable. En el año 2002 Soraya Jiménez estuvo envuelta en un escándalo internacional, ya que uno de los requisitos para participar en el Campeonato Mundial Universitario de Pesas en Turquía, era precisamente ser estudiante universitario. Jiménez presentó documentos apócrifos que la acreditaban como Pasante de la UNAM, situación que fue denunciada por la Federación Mexicana de este deporte. Soraya culpó en primera instancia a las autoridades de la federación, pero después aceptó su culpa plenamente. En este mismo año, la Federación Internacional de Halterofilia notificó a su homólogo mexicano que se detectó que Jiménez había usado sustancias prohibidas (dopaje) en el Campeonato Panamericano de Venezuela, lo que la inhabilitó para competir durante seis meses. A esta serie de problemas se sumó su bajo desempeño, quedando en el noveno sitio general en el Campeonato del mundo de Varsovia, en Polonia. Luego de no lograr calificarse a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 decidió retirarse ese mismo año de las competencias de alto rendimiento.

Después de su retiro Soraya Jiménez comenzó a mostrar muchos deterioros de salud. La medallista olímpica acumuló un historial clínico de 14 operaciones en la pierna izquierda, varios paros cardiorrespiratorios y la pérdida de un pulmón que en 2007 le fue extirpado a causa de la influenza tipo B que contrajo en julio de ese año durante los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro que incluso la mantuvo al filo de la muerte durante 15 días.

A pesar de su estado de salud, continuó haciendo apariciones públicas e incluso fue parte de Televisa Deportes como comentarista invitada en ciertas ocasiones especiales como en los Juegos Olímpicos de 2008 y 2012 así como en programas cómicos de la misma empresa mencionando un sketch que coprotagonizó junto a Eugenio Derbez. También fungió un tiempo como maestra de Halterofilia en la Universidad Autónoma del Estado de México, aunque en este caso tuvo que realizar dicha labor viajando continuamente entre Ciudad de México y la capital del Estado de México se distinguió por mantener una vida relativamente normal pero que a la vez fue aprovechada por políticos y otros para favores que en ocasiones no le redituaron ganancias económicas. Teniendo por delante una situación difícil económica pero no apreciable a simple vista. Incluso se llega a mencionar que Fernando Platas en el tiempo que estuvo como dirigente del deporte en el Estado de México no le brindó suficiente apoyo; aún hoy las asperezas con Fernando Platas y la familia de la ya finada halterofilista no se han resuelto del todo puesto que para muchos conocidos solo es propaganda para limpiar la imagen pública de este último como funcionario, incluso la hermana de este último en su tiempo como representante de Soraya llegó a mencionarle que había que asistir a ciertos eventos (a los cuales sí asistió), pero al final nunca recibió salario alguno por estas apariciones públicas y la mencionada representante cobraba por ella cantidades estratosféricas que jamás se retribuyeron siendo una de las situaciones difíciles que a la vez incrementaron su mal estado de salud. 

TRAYECTORIA

Se inició en el deporte a muy temprana edad cuando comenzó a jugar en la primaria básquetbol junto a su hermana gemela Magali Jiménez, al grado de llegar a ser seleccionadas infantiles y posteriormente juveniles en este deporte.

Luego de también probar suerte en otros deportes como bádminton y natación, entre los 11 y 14 años Jiménez descubrió su gusto por la halterofilia por lo que se comenzó a integrar de lleno a este deporte guiada por sus profesores quienes vieron potencial en ella en su capacidades para soportar grandes pesos y la comenzaron a inscribir en diversos torneos.

Soraya comenzó a destacar cada vez más nacionalmente en la halterofilia y su primer título internacional lo consiguió a los 16 años cuando obtuvo un tercer lugar en levantamiento de pesas en la copa NORCECA de Colorado Springs, Estados Unidos en la categoría de 54 kilos, donde logró levantar 120 kilogramos totales.

En 1996 consiguió su primer triunfo en una competencia, al conquistar el oro en el Torneo Internacional Simón Bolívar en Carúpano, Venezuela, donde levantó un total de 170 kilos, implantando por primera vez récord mexicano.

El Comité Olímpico Internacional aprobó en 1997 la participación de las mujeres en halterofilia dentro de los Juegos Olímpicos.

Posteriormente conquistó la Olimpiada Juvenil, los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1998, obtuvo plata en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá, en 1999 y participó en muchas otras competencias internacionales lo que le permitió calificarse a los Juegos Olímpicos de Sídney 2000.

Su momento más glorioso llegó el 18 de septiembre de 2000, cuando Jiménez hizo historia al convertirse en la primera mujer mexicana en ganar una medalla de oro en Juegos Olímpicos, logrando el primer lugar en el último levantamiento de la competencia para acumular un total de 222.5 kg levantados y superando a la competidora favorita la nor coreana Ri Song Hui y consiguiendo también una medalla dorada para México que no se obtenía desde Los Ángeles 1984.

Por admin

Deja un comentario